Abengoa traspasa su participación en una planta solar en Israel

  • El grupo español TSK y el fondo Noy se hacen con el 50% del proyecto de Ashalim, que desarrollaba junto a Shikun & Binui

Abengoa ha traspasado al fondo Noy y al grupo español TSK la participación del 50% que tenía en el proyecto solar de Ashalim, situado en el desierto del Neguev, en Israel, y en el que participaba junto al grupo israelí Shikun & Binui. Según informó el grupo de ingeniería y construcción israelí, el fondo Noy se hará con un 40% del proyecto, mientras que TSK tomará el 10% restante, así como con un 32,5% del proyecto como contratista.

Por su parte, Shikun & Binui mantendrá la participación del 50% en el proyecto, siendo el socio principal, y elevará al 67,5% su presencia como contratista. Abengoa permanecerá en el proyecto como "una de las subcontratas del proyecto en una capacidad limitada". Su construcción seguirá adelanta "en línea con su calendario original", y su terminación se prevé para 2018.

En julio del año pasado, Abengoa y la compañía israelí habían cerrado la financiación del proyecto solar, con una potencia de 110 megavatios (MW), en cuya construcción se invertirán cerca de 1.000 millones de dólares (925 millones de euros). Ashalim se situará en el oeste del desierto del Neguev, a unos 35 kilómetros de la ciudad de Beer Sheva. Será la mayor planta solar de Israel, y contará con un sistema de almacenamiento de energía térmica en sales fundidas que permitirá producir electricidad cuando sea necesario tras la puesta desol.

En la financiación había participado Overseas Private Investment Corporation (OPIC) y el Banco Europeo de Inversión (BEI), así como bancos locales, como Bank Leumi y Bank Hapoalim.

La situación de preconcurso en que se encuentra Abengoa, que cuenta con una prórroga para negociar su reestructuración financiera y evitar de esta forma la declaración de concurso, le ha llevado a afrontar un plan de desinversiones, en busca de alcanzar los objetivos marcados en el plan de viabilidad de la Nueva Abengoa.

Dentro de este plan, el grupo llegó a principios de abril a un acuerdo con una subsidiaria de Invenergy Wind para la venta del parque eólico Campo Palomas en Uruguay. También cerró la venta de su participación en la planta termosolar Shams-1, ubicada en Emiratos Árabes Unidos, a Masdar por unos 30 millones de euros, así como la de algunos inmuebles, entre ellos la antigua sede de la compañía en Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios