resultados

Airbus eleva las pérdidas del A400M a 8.300 millones

  • La compañía provisiona 1.300 millones tras el acuerdo con los países para revisar el contrato

  • Admite que la ralentización del programa en los próximos años tendrá efecto sobre el empleo, aunque intentará minimizarlo

El acuerdo adoptado la semana pasada entre Airbus y los países del programa A400M para flexibilizar las entregas supone un alivio para la compañía y limita las pérdidas futuras. Pero no las presentes. En la presentación de resultados de 2017 este miércoles en Tolouse, la firma aeronáutica anunció pérdidas en ese año de 1.299 millones vinculadas al avión militar de transporte, cuyo montaje final se realiza en Sevilla. "Una estimación del efecto financiero de las adaptaciones del calendario, de las capacidades y de retrofit (modificaciones del programa) ha dado lugar a una actualización de la provisión para contratos que registra pérdidas de 1.299 millones en el ejercicio". Es decir, ese es el dinero que a Airbus le costará la modificación del contrato, aunque luego espera que, al menos, el programa entre en equilibrio y deje de ser la fuente de pérdidas que ha sido hasta ahora.

Con esta fuerte provisión, no prevista ya que en a fecha del tercer trimestre sólo ascendía a 150 millones en 2017, el sobrecoste acumulado del programa se sitúa en 8.300 millones de euros. A lo largo de su historia, desde su inicio en 2003, el programa ha acumulado pérdidas aquejado de numerosos problemas. Ya en 2010 los países contratistas, entre los que está España, tuvieron que acudir al rescate con un crédito de 3.500 millones, y posteriormente, en 2016, y tras el mortal accidente de 2015, se detectaron fallos en la caja reductora (una especie de caja de cambio) que ralentizaron la marcha del programa y que obligaron a aplicar provisiones de 2.200 millones de euros. Los retrasos en las entregas hicieron que países con Alemania amenazaran con aplicar las multas previstas en el contrato original, pero finalmente el conjunto de los países decidió flexibilizar el programa.

En la rueda de prensa de ayer, el presidente de Airbus asumió que la ralentización del programa A400M tendrá efecto sobre el empleo aunque dio un cierto mensaje de tranquilidad: Airbus intentará mitigar el impacto lo máximo posible. Afirmó, además, que aún es pronto para saber si el hueco que deja en la carga de trabajo la reducción de la producción será cubierto con otro programa.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios