Alemania y Francia respaldan un trato "especial" para la banca irlandesa que no valdrá para España

  • Merkel apoya la retroactividad de la recapitalización financiera para Dublín, pero no para Madrid.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande, creen que Irlanda es un "caso especial" entre los países que han tenido que salir al rescate de sus bancos, por lo que las ayudas directas a sus entidades sí podrían llegar con retroactividad. Frente a esta posición conciliadora, Merkel negó la semana pasada esta vía, que permitiría liberar al Estado de asumir como deuda las inyecciones del fondo de rescate, para España.

Merkel y el primer ministro irlandés, Enda Kenny, hablaron el pasado domingo por teléfono sobre "las circunstancias únicas que están detrás de la crisis financiera y de deuda soberana de Irlanda", según reza en un comunicado conjunto.

Los dos líderes "reafirmaron los compromisos del 29 de junio de pedir al Eurogupo que examine la situación del sector financiero irlandés con el objetivo de mejorar la sostenibilidad del programa de ajuste, que se está aplicando de forma correcta". "En este contexto, reconocieron que Irlanda es un caso especial y que el Eurogrupo tendrá esto en consideración". Y es que el Estado irlandés ha inyectado en su sector financiero 64.000 millones de euros desde 2008.

Ante el revuelo causado por el comunicado, el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, salió ayer a la palestra diciendo que no habrá trato de favor para Irlanda, aunque sin negar la posible retroactividad. "El Gobierno irlandés ha recapitalizado a la banca con altas cantidades de dinero de impuestos y esto, seguramente, tendrá que ser tenido en cuenta cuando el Eurogrupo vuelveaa estudiar su caso", afirmó.

Hollande, que se reunió ayer con Enda Kenny en París, coincidió con Angela Merkel en que el de Irlanda "es un caso especial y debe tratarse como tal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios