Argentina regresa al mercado mundial de granos tras la crisis agraria

  • Argentina ha comenzado a volcar en los mercados gran parte de la cosecha de granos que los agricultores retenían por el conflicto desatado con el Gobierno en torno a la subida impositiva

Argentina es uno de los principales exportadores mundiales de alimentos. Varios barcos de cereales están a la espera de su turno para cargar principalmente soja, aceites y harinas. en los puertos de Buenos Aires, Rosario y Santa Fe llenando sus bodegas.

Es la postal hiperactiva del primer día hábil tras la decisión adoptada por el Gobierno argentino de dar marcha atrás con el polémico esquema tributario para las exportaciones de granos, que hace cuatro meses detonó un conflicto sin precedentes con el sector agropecuario.

La suspensión de esa medida habilitó el retorno a un esquema de impuestos fijos y menores a los que había dictaminado el Gobierno el pasado 11 de marzo, lo que movió a los agricultores y exportadores a retomar con normalidad sus ventas, ralentizadas durante el conflicto agropecuario.

Fuentes del sector calculan que en silos y terminales estaban retenidas cerca de 30 millones de toneladas de soja, girasol, maíz y trigo a la espera de una normalización de los mercados.

En el primer día de operaciones tras la decisión gubernamental, el comportamiento de los precios de los granos fue dispar en la plaza de Rosario, en el corazón de la región productora del país y el principal puerto de exportación.

Según un informe de la Bolsa de Cereales de esa ciudad, la soja subió a 970 pesos (315 dólares) por tonelada, con un volumen negociado de 60.000 toneladas.

Ese aumento estuvo fuertemente impulsado por la publicación en el Boletín Oficial de la resolución que suspende los impuestos móviles y establece el regreso a los derechos de exportación del 35 por ciento para la oleaginosa.

En tanto, en el mercado de Chicago todos los futuros de grano volvieron a cerrar con importantes bajas.

"Todo el complejo oleaginoso finalizó con pérdidas de aproximadamente 4% ante las muy buenas condiciones climáticas en el Medio Oeste y la noticia de que Argentina está reduciendo sus aranceles de exportación sobre la soja", señala el informe.

En cuanto al trigo, el panorama hoy estuvo enrarecido en el mercado de Rosario, pues no hubo ofertas de los exportadores y las compras se limitaron a los molinos.

El precio del maíz, en tanto, ha descendido fuertemente por una demanda floja, mientras que el valor del girasol mostró fuertes subidas.

"No importa lo que falte, ahora por lo menos la plaza camina, que es lo que vale. Hay previsión futura y una posición negociadora del sector claramente favorecida", dijo a medios locales Mario Marincovich, titular del Centro de Agentes y Corredores de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

A medida que los operadores comiencen a liquidar sus divisas por exportaciones de granos, se espera una fuerte oferta de dólares en la plaza cambiaria local que el Banco Central aprovechará para comprar moneda estadounidense y recomponer su nivel de reservas monetarias.

Argentina es el primer exportador mundial de girasol, el segundo de maíz, el tercero de soja y el cuarto de trigo, y ocupa también puestos de relevancia en el comercio global de derivados (aceites y harinas) de estos granos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios