Chipre ultima su rescate con recortes para funcionarios y pensionistas

  • El programa incluye una subida del IVA del 17% al 19% y del impuesto de sociedades

El Gobierno chipriota ya tiene prácticamente cerrado el programa de ahorro para acceder al rescate de 10.000 millones de euros, a falta de la aprobación de la troika de acreedores formada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea. El plan, que posiblemente será aprobado el jueves, incluye una subida de impuestos y recortes para pensionistas y funcionarios, según informó ayer la prensa del país.

Concretamente, el Ejecutivo acometerá una reducción de los salarios de los empleados públicos de entre el 6,5% y el 12,5%. Asimismo, todas las pensiones sufrirán un tijeretazo del 3% y se adelgazará el aparato estatal a través de privatizaciones. Por el lado de los ingresos, el IVA subirá del 17% al 19% mientras que el impuesto de sociedades se elevará del 10% al 12,5%. También se incrementarán los gravámenes sobre el tabaco, el alcohol y los combustibles.

Chipre espera completar esta misma semana las negociaciones con la troika sobre el programa de condiciones ligado al rescate, para poder recibir ya en mayo el primer tramo de ayuda. El objetivo es que a finales de la semana concluyan las conversaciones con el equipo de la troika que lleva varias semanas en la isla, para poder trasladar los acuerdos a la reunión del Eurogrupo prevista para el 12 de abril en Dublín.

En caso de que el Eurogrupo dé luz verde al memorando, el acuerdo debería ser votado posteriormente en los parlamentos de los países de la Unión Europea, cuya legislación así lo exige. De acuerdo a los medios chipriotas, está previsto que el Parlamento alemán vote en la tercera semana de abril.

Por otra parte, el presidente de Chipre, el conservador Nikos Anastasiadis, rechazó ayer haber dado información privilegiada a su entorno familiar para posibilitar que sacaran dinero del país y aseguró que ha encomendado a la comisión investigadora creada a estos efectos que analice también este caso. "Quisiera dejar clara una cosa sobre todo esto: ni sabía ni tampoco hubiera sido posible dar informaciones privilegiadas justo en el momento en el que estaba luchando en la madrugada del sábado (15 de marzo) por evitar lo que nos han impuesto", aseveró hoy el mandatario chipriota.

Anastasiadis salió así al paso del rotativo chipriota Jaravyí, afín al partido comunista AKEL, que asegura que una compañía chipriota, cuyo propietario es el consuegro del presidente, habría realizado una trasferencia de unos 21 millones de euros desde el Banco Popular (Laiki) a dos entidades financieras en Londres, tan sólo tres días antes del primer acuerdo con el Eurogrupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios