Corbacho rechaza flexibilizar más el despido porque la desaceleración "no tiene una causa laboral"

  • Calcula que cerca de 20.000 inmigrantes en paro se acogerán al adelanto de las prestaciones por desempleo para regresar a sus países.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, rechaza lo que "propugnan sectores empresariales" referente a la necesidad de flexibilizar el despido para que "la empresa vaya mejor", porque, explica, "la causa de la desaceleración económica no tiene un origen laboral" y, por tanto, "no podemos llevar la discusión a la relación laboral".

Además, estima que cerca de 20.000 inmigrantes en paro, un 20 por ciento de los 100.000 en esta situación en España, se acogerán al adelanto de las prestaciones por desempleo a condición de que regresen a su país.

En una entrevista en el diario 'El Correo', recogida por Europa Press, reitera que no es necesario modificar las condiciones de despido porque "España ya tiene un nivel de flexibilidad suficiente" que "no impide hoy que una empresa realice ajustes". 

Para el ministro, los elementos que hay que corregir son económicos, "como el aumento de las materias primas o la falta de liquidez en el mercado internacional" o "incluso" el modelo productivo".

Preguntado por la reacción del Gobierno ante la actual situación económica, destaca que se tomaron medidas desde el primer Consejo de Ministros y explica que "la desaceleración ha tenido una rapidez imprevisible" tras una legislatura donde los datos económicos no eran negativos, por lo que "nada podía presagiar una desaceleración tan rápida".

En cuanto a los posibles pactos con el PP, especialmente en pensiones y política de inmigración, reconoce un discurso "nuevo" en el partido que dirige Mariano Rajoy, pero advierte de que "ha sido el partido de la derecha más radical de este país y su giro al centro le puede traer problemas con su electorado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios