Endesa e Iberdrola pedirán la reapertura de la central nuclear de Garoña

  • Ambas compañías solicitarán la licencia de operación al Gobierno antes del próximo 6 de julio

Comentarios 2

El presidente de Endesa, Borja Prado, anunció ayer que se pedirá la licencia de operación para la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), que la eléctrica tiene al 50% con Iberdrola a través de la sociedad Nuclenor. En declaraciones a los medios tras la junta general de accionistas de la eléctrica, Prado apuntó que se están tomando todas las "medidas oportunas, capitalizando la compañía; lo que pasa es que depende mucho del Gobierno, más que de nosotros".

En el mismo acto, el consejero delegado de la eléctrica, Andrea Brentan, señaló que el cierre de Garoña en 2012 fue por motivos económicos y que el obstáculo principal en este sentido ya ha desaparecido -gracias a un cambio en la legislación-, en alusión al impuesto que gravaba de forma retroactiva el combustible nuclear gastado.

Tras pedir esta licencia, trámite que debe estar realizado antes del próximo 6 de julio, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) deberá pronunciarse sobre si debe abrirse o no, durante cuánto tiempo y elaborar un plan de requerimientos e inversiones. En función de este plan, Endesa e Iberdrola estudiarán la viabilidad de la central antes de su puesta en marcha. En este sentido, Prado evitó concretar un plazo para la apertura. "Dependerá del tiempo que se tome el CSN en estudiarlo y de las inversiones que haya que hacer. No está en nuestra mano, pueden ser tres meses o un año", añadió. La central tiene ya toda la documentación preparada para presentar al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la solicitud de renovación de su permiso de explotación, previsiblemente hasta 2024, según indicó el portavoz de la central, Elías Fernández.

En lo que se refiere a la investigación de la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC) sobre la publicidad de las eléctricas respecto a las tarifas, Prado consideró que es un tema que tiene "más un carácter de información que de investigación".

Por su parte, Brentan insistió en que el Gobierno tiene en la reforma fiscal en la que está trabajando "una maravillosa ocasión" para sacar de la factura parte de ese al menos 50% que representan cargas fiscales para los consumidores y que "poco tienen que ver con el funcionamiento eléctrico". Finalmente, el consejero delegado de Endesa pidió "el coraje" necesario para realizar una auténtica liberalización del mercado minorista, "con la eliminación de las tarifas reguladas, salvo las que deben proteger a las capas más desfavorecidas de la sociedad". Puso así de manifiesto "la problemática situación" en la que se encuentran los operadores eléctricos, con, en el caso de las actividades reguladas, unas energías eólicas, tecnológicamente maduras y más competitivas, siendo "más castigadas" que las solares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios