El FMI alerta de que el valor de la vivienda puede desplomarse en España hasta un 20%

  • Un informe del organismo cree "insostenibles" los precios, aunque descarta un hundimiento

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó ayer una caída del valor de la vivienda de entre un 15 y un 20% en España, cuya economía se resentirá de una contracción importante de la inversión residencial. Roberto Cardarelli, un experto del FMI en los mercados inmobiliarios, calificó el actual nivel de precios como "insostenible" y auguró una contracción. "Los precios están sobrevalorados en entre un 15 y un 20%, por lo que deberán caer en en ese porcentaje en términos reales", es decir, descontada la inflación, subrayó Cardarelli.

A juicio del FMI, ese porcentaje del revalorización de los precios no está justificado por el aumento de la población, los intereses hipotecarios, los ingresos de los ciudadanos ni el crecimiento del crédito. El análisis, incluido en el informe Perspectivas Económicas Mundiales, la publicación más importante del organismo, no implica un inminente hundimiento de los precios. "Puede ocurrir lentamente, a través de la inflación", matizó Cardarelli, quien añadió que "no tiene que haber un colapso de los precios nominales". Como ejemplo, pronosticó que cinco ejercicios con inflación al 5%, y con los precios nominales sin cambios supondrían una bajada de los bienes raíces del 25% en términos reales.

A su juicio, el ajuste ya ha comenzado, porque los precios han pasado de incrementos anuales superiores al 20% a un estancamiento en el último trimestre de 2007. Sin embargo, la inversión residencial aún no ha reaccionado. En este ámbito, Cardarelli reconoció malas noticias: "La inversión residencial es lo que es especialmente preocupante. A mi juicio, tiene que bajar. Su nivel actual es muy, muy alto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios