El FMI revisa a la baja el crecimiento de la Eurozona y de EEUU por la crisis financiera

  • Las turbulencias ensombrecen las perspectivas mundiales y se habla de "desaceleración"

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó ayer a la baja cinco décimas su previsión de crecimiento de la Eurozona para 2008, hasta el 1,6 por ciento, y recortó en cuatro décimas la estimación de crecimiento para Estados Unidos, hasta el 1,5 por ciento. Esa nueva cifra ya tiene en cuenta el plan de estímulo fiscal que el Congreso prevé aprobar en las próximas semanas, según el economista jefe del organismo, Simon Johnson.

El organismo redujo también tres décimas las previsiones del crecimiento mundial hasta el 4,1 por ciento, ocho décimas menos que en 2007, debido a las turbulencias financieras, y habla de "desaceleración mundial".

Pese a la revisión de sus cálculos, la institución reconoce correr el riesgo de ser excesivamente optimista, pues existe el peligro de que las turbulencias reduzcan aún más la demanda en los países avanzados.

Al mismo tiempo, la inflación ha repuntado a nivel mundial, por lo que las autoridades monetarias se enfrentan a la "difícil tarea" de equilibrar peligros asociados por un lado con el aumento de precios y por otro con la desaceleración económica. Johnson alertó en especial sobre las presiones inflacionarias en la Eurozona, que calificó como "un problema grave", por lo que dijo que es correcto que el Banco Central Europeo (BCE) mantenga las tasas de interés sin cambios.

En Europa advirtió que "es posible que la calidad del crédito se degrade en vista de que la actividad crediticia ha sido muy dinámica y que en varios países los mercados de la vivienda se consideran sobrevaluados", aunque no entró en detalle sobre cuáles corren mayor peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios