Fitch amenaza con rebajar la nota a siete bancos españoles y cinco CCAA

  • La perspectiva negativa sobre las entidades se debe a las previsiones de que las dificultades del entorno económico aumenten. Andalucía es una de las comunidades puestas sobre aviso.

La agencia Fitch ha amenazado con rebajar la calificación a largo plazo del Banco Santander, el BBVA, CaixaBank, La Caixa, Bankia, Caja Laboral, Banco Cooperativo y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) después de poner en revisión a la baja a España a finales de la semana pasada. Además de empezar a dudar sobre la nota de estas ocho entidades, la agencia explica en un comunicado que mantiene en revisión por un posible recorte a la BBK y Unicaja, por lo que la amenaza se extiende realmente a una decena de entidades españolas.

Por si fuera poco, con la puesta en revisión del grupo Santander, Fitch cuestiona la solvencia de algunas de sus filiales, entre ellas Banesto, Santander Consumer Finance, Santander Totta o Sovereign, entre otras. En cualquier caso, de los bancos puestos en revisión, el Banco Santander es el que mantiene por el momento la mejor nota, AA- o un sobresaliente bajo, seguido del BBVA, con A+ o un notable alto.

A continuación, con un notable en solvencia, A, se encuentran la mayoría de las entidades amenazadas, CaixaBank, La Caixa, Caja Laboral, Banco Cooperativo, CECA, BBK y Unicaja. Una posición por debajo, con un notable bajo o A- se queda Bankia. La agencia argumenta que la perspectiva negativa sobre estas entidades se debe a las previsiones de que las dificultades del actual entorno económico aumenten, afectando a la financiación, liquidez y calidad de los activos de los bancos.

Fitch recuerda el estrecho vínculo entre las calificaciones soberanas y las de las entidades financieras, que sufren la desconfianza y el encarecimiento de la financiación de sus países en los mercados mayoristas. Además, las medidas de austeridad fiscal que aplican los estados la sufren los clientes de los bancos, por lo que para estas entidades aumenta el riesgo de que sus activos y sus ingresos se deterioren. En su revisión de las calificaciones, Fitch dice que se centrará en evaluar la capacidad de los bancos para mantener unos niveles adecuados de capitalización en un entorno operativo cada vez más difícil. En el lado más optimista, la agencia reconoce al menos que las dos grandes entidades, el Banco Santander y el BBVA, se benefician de la diversificación internacional de su negocio frente al resto de sus competidores en España.

Amenaza sobre cinco comunidades autónomas, cuatro provincias y cinco ciudades

Además, la agencia de medición de riesgos ha amenazado con rebajar la nota de cinco comunidades autónomas, cuatro provincias, cinco ciudades y cinco empresas públicas españolas para equiparar su calificación a la del país. En un comunicado, Fitch ha explicado que es muy probable que rebaje la nota de varias comunidades, provincias y ciudades porque, de acuerdo a los criterios de la agencia, generalmente los territorios subnacionales y las empresas públicas no pueden tener mejor calificación que el país al que pertenecen.

Así, este aviso llega después de que el pasado viernes Fitch amenazara con una inminente rebaja en uno o dos escalones de la solvencia de España, que se anunciaría a finales de enero de 2012.

Las comunidades autónomas puestas en revisión son Andalucía, Asturias, Islas Canarias, Cantabria y Madrid; las provincias, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Barcelona, y las ciudades, Barcelona, Madrid, Pamplona, Vigo y La Coruña. Por lo que respecta a las empresas públicas, Fitch ha puesto en revisión a Pequeños y Medianos Astilleros (Pymar), la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), así como a dos empresas regionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios