Grupo Santander gana 2.206 millones hasta marzo, un 22,4% más que en 2007

  • El Grupo Santander obtuvo en el primer trimestre de 2008 un beneficio neto atribuido de 2.206 millones de euros, un 22,4% más que los 1.802 millones ganados en el mismo periodo del año anterior

Este resultado, ligeramente inferior al que preveían los analistas, fue posible gracias al ritmo de crecimiento de los ingresos (19%), que triplicó al de los costes (6%), lo que permitió que el margen de explotación -el que mejor refleja la evolución del negocio puramente bancario- aumentara el 30,9%, explica el banco.

La entidad presidida por Emilio Botín destaca que se trata del mayor beneficio neto trimestral en la historia del banco y del cuarto trimestre consecutivo que gana más de 2.000 millones de euros, un resultado logrado en un entorno económico y financiero "muy complejo" que ha provocado que algunas entidades globales con las que se compara el Santander hayan registrado pérdidas.

Los créditos a la clientela se situaron en 544.945 millones de euros, tras crecer el 2,7%, en tanto que la morosidad se situó en el 1,16 por ciento, frente al 0,82 registrado un año antes, igual que le está ocurriendo al resto de la banca española.

La inversión crediticia bruta del Grupo creció el 3% y ascendió a 553.867 millones, cantidad que fue aportada en un 57% por los negocios en Europa Continental, en un 30% por la operativa en el Reino Unido (Abbey) y el otro 13%, por Iberoamérica.

En concreto, en España, la red Santander concedió entre enero y marzo el 9% más de créditos, en tanto que Banesto otorgó el 16% más, partida en la que destacó el crédito al sector residente, que creció en general en España el 12%, con la actividad con garantía real, en su mayor parte hipotecaria, aumentando a tasas de un sólo dígito, el 8%, precisa la entidad.

En cuanto al ahorro, a cierre de marzo, el Santander gestionaba un total de 749.518 millones de euros de sus clientes, de los que 601.899 millones eran recursos en balance, que crecían el 3,3%, mientras que, entre los consignados fuera del balance, destacó el retroceso del 61,5% de los fondos de pensiones, lastrado por la venta de las administradoras de Latinoamérica, sin las que hubieran crecido el 0,9%.

Asimismo, los fondos de fuera de balance se vieron afectados por la caída del 17% de los fondos de inversión y por la disminución del 9,7% de los patrimonios administrados.

Como consecuencia de esta combinación entre ingresos y gastos, el ratio de eficiencia del Santander mejoró de nuevo en 4,4 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 41,9%.

El margen de intermediación -diferencia entre ingresos por créditos y gastos por depósitos más comisiones- alcanzó los 4.025 millones tras crecer el 14,8%, en tanto que el ordinario se situó en 7.347 millones tras aumentar el 19,1%, impulsado especialmente por los ingresos por puesta en equivalencia, que crecieron el 466,7% y algo menos por las comisiones, que sólo aumentaron el 1,9%.

Por áreas geográficas, Europa continental logró un beneficio neto de 1.224 millones de euros, que representó un retroceso del 7% en comparación interanual, básicamente debido a la menor aportación de banca mayorista, consecuencia de la reducción de las operaciones corporativas en España.

La filial británica del Grupo, el Abbey, logró elevar su beneficio neto el 4% en este periodo y situarlo en 311 millones de euros, en tanto que Iberoamérica, por su parte, ganó 729 millones de euros, lo que implica un incremento del 7%.

Por áreas de negocio, Banca Comercial ganó 2.461 millones antes de impuestos (un 10% más), mientras que Banca Mayorista Global retrocedió el 33%, hasta los 592 millones brutos y gestión de Activos y Seguros, 139 millones, también antes de impuestos (4% más).

La inversión del Grupo en la parte que le correspondió de los activos del ABN Amro, adquirido el pasado 20 de julio, ascendió a 20.840 millones de euros, cantidad que se verá disminuida en 10.100 millones como consecuencia de las ventas de Antonveneta, Interbanca y una pequeña financiera en Holanda, explica la entidad.

Al mismo tiempo, el Grupo adquirió a RBS los negocios de clientes globales de Brasil y a Fortis los de gestión de activos, con lo que la inversión final en el Banco brasileño Real será de 10.740 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios