El Ibex vuelve a los 11.000 puntos ante las señales de recuperación

  • El índice de referencia de la bolsa española no alcazaba este nivel desde que lo perdiera el pasado 2 de octubre.

La bolsa española subió esye jueves el 1,03 por ciento y cerró a 11.046,80 puntos, nivel que no superaba desde principios de octubre de 2008 y que supone por tanto un máximo anual, gracias a los mejores datos macroeconómicos y al consenso de que la crisis ha tocado fondo a ambos lados del Atlántico.

El principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, ganó 113 puntos, hasta 11.046,80 unidades, en tanto que el Índice General de la Bolsa de Madrid ganó 11,79 puntos, hasta 1.151,71 unidades.

En el Viejo Continente, con el euro a 1,42 dólares, todas las plazas principales cerraron con ganancias: París subió el 0,49 por ciento; Fráncfort, el 0,95 por ciento; Milán, el 1,30 por ciento, y Londres, el 0,82 por ciento.

Los mercados abrían esta mañana con subidas impulsados por el cierre positivo de Wall Street después de que la Reserva Federal afirmara que hay señales de que la economía estadounidense se está "estabilizando".

Los inversores se animaban más al conocer que la economía europea frenó su desplome en el segundo trimestre del año, cuando el PIB cayó el 0,1 por ciento en los países del euro y el 0,3 por ciento en los Veintisiete, gracias principalmente a la vuelta al crecimiento de Alemania y Francia.

Para deleite de las bolsas, el Banco Central Europeo (BCE) señaló además que "la recesión global ha tocado fondo" y que en la zona del euro "el ritmo de contracción se ralentiza claramente", lo que hizo que el mercado español superara holgadamente los 11.000 puntos ya a mediodía.

En el lado empresarial, la cadena de supermercados Wal-Mart sorprendió a los analistas al anunciar que en la primera mitad del año ganó un 0,7 por ciento más que en el mismo periodo de 2008, al tiempo que su beneficio del segundo trimestre se incrementó el 1,4 por ciento anual.

A pesar de todas estas buenas noticias, la realidad se impuso, y los inversores conocieron que las ventas minoristas y las solicitudes de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos fueron peores a las previstas.

De esta forma, los mercados europeos recortaron las ganancias en el último tramo de la sesión, pero la Bolsa española mantuvo el empuje hasta el final.

Todos los grandes valores subieron: Santander, el 0,64 por ciento; Telefónica, el 0,17 por ciento; BBVA, el 1,50 por ciento; Iberdrola, el 0,74 por ciento, y Repsol YPF, el 1 por ciento.

En el selectivo Ibex-35, destacó la subida del 7,71 por ciento de Banco Popular.

En relación con este valor, precisamente en los últimos días se ha conocido que el inversor Ramchand Bhavnani ha reducido su participación en el capital social del banco de un 5 por ciento a un 2,861 por ciento, aunque no está claro si el empresario apostará por seguir reduciendo o preferirá volver a ampliar sus acciones en la entidad.

Por detrás de Popular, destacó el repunte de 6,51 por ciento de Abengoa, y del 3,10 por ciento de Gamesa.

En el lado contrario, sólo aparecían tres valores en rojo: Grifols, que lideró las pérdidas del selectivo con un descenso del 0,89 por ciento, seguido de Bolsas y Mercados Españoles (BME), que cayó el 0,26 por ciento, y de FCC, que cedió el 0,24 por ciento.

Las inmobiliarias encabezaron las alzas del mercado continuo: Metrovacesa subió el 22,70 por ciento, seguida de Inmobiliaria Colonial, que repuntó el 13,53 por ciento, mientras que Inypsa fue el valor más bajista con un retroceso del 5,29 por ciento, por delante de Vocento, que se dejó el 2,18 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo caía cuatro centésimas, hasta el 3,881 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo ascendía a 1.880 millones, de los que 462 millones correspondieron al Santander, y otros 271 millones, a Telefónica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios