Incentivar el presente para garantizar el futuro

  • El autor destaca el apoyo de la Junta de Andalucía al emprendimiento

Incentivar el presente para garantizar el futuro Incentivar el presente para garantizar el futuro

Incentivar el presente para garantizar el futuro

Todos los empresarios y empresarias comenzaron siendo personas emprendedoras. Esto puede parecer una obviedad, pero a veces se nos olvida. Trayectorias empresariales que hoy están plagadas de éxitos, con empresas que facturan millones de euros y emplean a miles de personas, con presencia nacional e internacional y que ocupan las listas de personas influyentes comenzaron su andadura con pequeñas iniciativas, con una idea que con esfuerzo y tesón lograron convertir en las grandes empresas que hoy dirigen.

Y es que detrás de un tejido empresarial dinámico, que crece, que se moderniza, que busca nuevos mercados, detrás de todos esos proyectos que hemos visto crecer y convertirse en grandes empresas e incluso en multinacionales hay un elemento común, la actitud emprendedora, una actitud que acompaña a los empresarios no sólo cuando comienzan sus proyectos sino a lo largo de su trayectoria.

Consciente de ello, la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, en su labor de fomento de la inversión empresarial vinculada a la creación de riqueza y empleo para Andalucía, ha priorizado siempre en sus estrategias y programas de incentivos el apoyo al emprendimiento, una competencia que además le viene atribuida en sus propios estatutos.

En concreto, dentro de la misión de mejorar la estructura productiva de Andalucía, IDEA tiene asignadas, entre otras, las funciones de fomentar el espíritu empresarial en Andalucía, realizar todo tipo de operaciones mercantiles vinculadas a la promoción económica de la región y ofrecer los mejores servicios a las empresas andaluzas y a las personas emprendedoras.

Todo lo anterior se materializa en una serie de actuaciones, instrumentos y servicios en los que el emprendimiento siempre ha estado más que presente.

Instrumentos como los que estamos trabajando: dos nuevas convocatorias de incentivos en las que el emprendimiento desempeña un papel destacado.

Por una parte, la orden para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo en Andalucía, en la que la creación de empresas protagonizará una línea específica de apoyo que contempla como tipos de proyectos incentivables los presentados por emprendedores (empresas en constitución o con una antigüedad no superior a dos años que no hayan facturado más de 50.000 euros en el último año y que tengan previsto realizar una inversión de más de 10.000 euros), además de apoyar los proyectos de creación de pequeñas, medianas y grandes empresas (diferenciadas principalmente por la inversión que se prevé realizar y para la que se pide el incentivo). Es decir, es una orden que apoya no sólo a los emprendedores sino también la actitud emprendedora.

Pero además vamos a poner en marcha una orden de incentivos dirigidos a promover la investigación, el desarrollo y la innovación, tres elementos inherentes al emprendimiento, porque sólo mediante la innovación, el desarrollo y la investigación una persona emprendedora puede desarrollar una iniciativa empresarial que no sólo sobreviva sino que consiga destacar y salir adelante con éxito en el mercado, sin olvidar que conjuntamente I+D+i+ E(mprendimiento) son el motor de crecimiento de una economía sostenible y que basa su competitividad en la generación de conocimiento.

Además, en línea con la labor institucional de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, me gustaría destacar, igualmente, nuestra continuada participación en el Concurso de Emprendedores Universitarios, junto a la EOI y al Grupo Joly, que esta semana ha entregado sus premios. Un concurso que a lo largo de sus 14 ediciones nos ha permitido conocer alrededor de 800 proyectos empresariales que, además del valor que tienen en sí por ser origen de nuevos negocios y, por tanto, fuente de riqueza y empleo para Andalucía, son la muestra inequívoca del talento emprendedor que hay en nuestras universidades.

Y no nos vamos a parar aquí. Nuestro compromiso con el emprendimiento es consustancial con nuestra andadura. Hemos diseñado programas de emprendimiento en la escuela, hemos puesto en marcha iniciativas para convertir a los investigadores en empresarios y seguimos concediendo los mayores porcentajes de incentivo sobre las inversiones de los proyectos si estos son presentados por emprendedores. Porque sabemos que los jóvenes emprendedores de hoy son los grandes empresarios de mañana y que incentivar el presente, nos garantiza el futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios