La Junta se muestra "optimista" y prevé un leve aumento de estancias en verano

  • Andalucía cerrará la campaña estival con 20,6 millones de pernoctaciones tras un primer semestre de ligeros descensos respecto a un 2011 "muy bueno" · Málaga refuerza su liderazgo en turistas y movimiento hotelero

La Junta mantiene sus previsiones positivas sobre el comportamiento de la actividad turística andaluza durante el presente verano. Tras un semestre de bajadas leves, el destino cerrará la campaña estival con aumento de pernoctaciones hoteleras. Así lo anunció ayer el consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez. El titular del ramo se mostró "moderadamente optimista" con el desarrollo del verano en una rueda de prensa celebrada en Málaga para hacer balance de lo que va de ejercicio para el sector.

Andalucía, tras revisar al alza las anteriores estimaciones, alcanzará los 20,6 millones de estancias en establecimientos hoteleros. Esto supone un ligerísimo incremento del 0,1% en las noches de hotel en comparación al periodo comprendido entre junio y septiembre de 2011. Desde la Junta se muestran satisfechos por unas cifras similares a la del año pasado, que fue "muy bueno" para el turismo andaluz.

En el aumento de pernoctaciones previsto por la Consejería de Turismo el papel de Málaga será esencial, ya que la provincia podría crecer hasta un 5,4%. También se prevé un repunte cercano al 1% en Córdoba. Rodríguez hizo hincapié en el crecimiento hotelero de estas dos provincias y puso en valor "la fortaleza" del destino andaluz.

El consejero andaluz de Turismo también desgranó cómo ha resultado el primer semestre del año para el turismo de la región, tenuemente negativo. En tal periodo Andalucía ha superado los 6,9 millones de viajeros, un 1,4% menos, y registrado cerca de 18,5 millones de noches de hotel, un 1,1% menos. Rodríguez relativizó estas cifras debido a que se comparan con un gran 2011 para el destino. "Son datos razonablemente positivos y optimistas", apostilló el titular del ramo, que recordó que la bajada de pernoctaciones a nivel nacional ha sido mayor, concretamente del 1,4%.

La provincia de Málaga ha liderado ambas estadísticas, con crecimientos en visitantes del 0,58% y en estancias del 3,17%, así como cuotas de mercado del 29,3 y el 38,7%, respectivamente.

Las cifras de empleo en el sector hotelero son bastante menos halagüeñas, con una caída del 5% y la destrucción de 1.463 puestos de trabajo entre enero y junio, hasta alcanzar los 27.800 trabajadores. Rodríguez lamentó esta situación y destacó la necesidad de que el empleo crezca "en la misma dirección que el volumen de la actividad turística".

Desde la Junta no ocultan la preocupación que genera la desaceleración del mercado nacional, amenazado por los recortes del Ejecutivo central y medidas como el aumento del IVA previsto para el 1 de septiembre. Según Rodríguez, el frenazo del turismo español, que se desploma un 6,6%, es el "origen fundamental" del descenso en el turismo andaluz durante el primer semestre del año. Por contra, los emisores internacionales siguen al alza y apuntan una evolución del 4,8%.

El consejero confía en la reactivación del turismo español para este verano, aunque criticó que "las políticas de recortes" del Gobierno suponen "la principal amenaza" para el turismo. Rodríguez abrió la puerta al diálogo con los agentes del sector para estudiar iniciativas que amortigüen el aumento del IVA y reclamó una entrevista "lo más pronto posible" con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, para que ambas administraciones puedan poner en marcha proyectos conjuntos.

Cuestionado por las declaraciones de varios asociaciones turísticas que se han quejado de que las movilizaciones en el país podían ahuyentar a los turistas extranjeros, Rodríguez descartó esta opción y subrayó que se trata de un "ejemplo pacífico de respuesta social y de rechazo a unas políticas absolutamente dañinas para la cohesión social, territorial, para el estado social y de derecho y para el turismo" .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios