La Justicia alemana avala el programa de compra de deuda del BCE

El Tribunal Constitucional (TC) rechazó ayer los recursos presentados contra el programa de compra de bonos de deuda soberana del Banco Central Europeo (BCE), aunque advirtió que su puesta en práctica sólo es legítima bajo determinadas condiciones.

La sentencia afecta al programa conocido como OMT, anunciado en 2012 y que contempla la compra de bonos de Estados en crisis de manera ilimitada para que mantengan su solvencia. Aunque nunca llegó a aplicarse su sólo anuncio tranquilizó los mercados.

Los demandantes consideran que el OMT implica una intervención del BCE en los presupuestos nacionales y en la política económica, lo que no está entre las competencias del BCE por no ser un organismo legitimado democráticamente.

El propio TC, a comienzos de 2014, había expresado dudas acerca de la legitimidad del programa pero optó por consultar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que declaró el programa de acuerdo a derecho lo que a la postre ha sido decisivo para la sentencia final.

Según el TC, la decisión del Tribunal europeo implica que la puesta en práctica del OMT tendría que cumplir una serie de condiciones para no lesionar el derecho comunitario. Así, la compra de títulos de un país determinado no puede anunciarse con anterioridad, el volumen tiene que limitarse y entre la emisión de un título y su compra por parte del BCE tiene que pasar un plazo que debe fijarse.

Además, sólo se pueden comprar títulos de países que tienen acceso a los mercados para financiarlos. Excepcionalmente, el BCE puede mantener un título de deuda soberana hasta su vencimiento, pues los bonos tienen que volver a ponerse en el mercado cuando la intervención deje de ser necesaria.

En caso de que el OMT llegase a ponerse en práctica, según el TC, el Gobierno y el Parlamento alemán (Bundestag) deberían observar las medidas concretas y reaccionar adecuadamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios