Solbes exige calma y el FMI reconoce que la situación es "seria"

  • El ministro rehúsa hablar de preocupación y dice que sigue, "hora a hora", los mercados

Comentarios 0

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, trató ayer de restar importancia al batacazo bursátil. "No hay que exagerar" los efectos de la caída, derivada de la preocupación por la situación de la economía estadounidense, dijo el ministro de Economía, quien recalcó que "Europa está razonablemente preparada" para una desaceleración.

Pedro Solbes rehusó hablar de preocupación y aseguró que el Gobierno sigue "con interés, hora a hora", lo que está sucediendo para tener "las cosas claras" en caso de que sea necesario tomar medidas.

Más preocupados se muestran desde la Comisión Europea. El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, dijo que "la excesiva fluctuación de los mercados no es una buena noticia".

No obstante, recordó que "los datos económicos fundamentales de Europa están en orden", dijo antes de reunirse con los ministros de la Eurozona en Bruselas. El presidente de turno del Consejo de Finanzas, el esloveno Andrej Bajuk, indicó sobre los posibles efectos de la ralentización de la economía estadounidense en Europa: "Todos estamos preocupados. Esperamos que no sea tan malo como parece".

Por su parte, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss Kahn, dijo que la situación económica y financiera internacional es "seria" y que todos los países desarrollados sufren la desaceleración de Estados Unidos. Tras una reunión con el presidente francés Nicolas Sarkozy, Strauss-Kahn agregó que "afortunadamente, todos los países del mundo continúan teniendo un crecimiento lo bastante fuerte y continuarán impulsando el crecimiento global. No obstante, no es imposible que (la crisis) pueda tener un efecto incluso en los países de mercados emergentes, con un crecimiento más débil de lo pronosticado".

Antes de asistir a la reunión mensual del Eurogrupo (ministros de Finanzas de la Zona Euro), Solbes incidió en que ayer fue un día especial para las bolsas, ya que está cerrado el mercado de EEUU por lo que los datos deben analizarse "con cuidado", y se mostró partidario de esperar a la evolución los próximos días.

El vicepresidente segundo insistió en que la economía europea está preparada para la desaceleración y, en el caso español, destacó que, por las garantías del sistema financiero "estamos bastante cómodos y podemos mirar con cierta tranquilidad al futuro".

A la pregunta de si esta crisis refleja la influencia creciente de los movimientos especulativos en la evolución de la economía mundial, el vicepresidente Pedro Solbes admitió que algunos de los instrumentos financieros que han aparecido en los últimos tiempos no han funcionado bien, pero reclamó prudencia, para "no echar por la borda" todo lo positivo que han aportado.

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios