Suministros Tripiana, pionero en la venta de fitosanitarios en la provincia

  • La empresa, con sede en La Cañada, comenzó a proveer los abonos y plaguicidas imprescindibles para el campo a finales de los años 50 · Tiene una plantilla de diez personas y facturó un 9% más en 2007

La agricultura intensiva almeriense tiene sus orígenes a mediados del siglo pasado, una historia que transcurre en paralelo a la de la empresa Suministros Tripiana, pionera en proveer a los productores de la provincia semillas, abonos y productos fitosanitarios desde hace cincuenta años.

Pero si algo caracteriza la labor de esta pyme familiar, gestionada por Juan José Tripiana, quien tomó las riendas del negocio con 23 años de edad, es la cercanía con el agricultor. Una labor técnica de tutoría y asesoramiento acerca de aquellos productos que se necesitan en cada momento y para cada producción, con visitas personalizadas, servicio técnico y reparto de suministros, para lo que cuenta con ocho vehículos de transporte.

La empresa almeriense comenzó con la venta de semillas, abonos y productos fitosanitarios y, más tarde, inició la comercialización de herramientas para el campo, trampas, polinizadores y utensilios de industria auxiliar.

En la actualidad, el 40% de las ventas de la compañía proviene de la comercialización de plaguicidas, seguidos en importancia por las semillas y los abonos. En 2007, Suministros Tripiana incrementó un 9% el volumen de facturación, un porcentaje similar al del sector fitosanitario.

La empresa tiene su sede en La Cañada, donde cuenta con una parcela de 10.000 metros cuadrados, en los que posee 1.800 metros cuadrados de naves, almacén y oficinas. Allí se ha ubicado hace diez años, para lo que acometió unas inversiones de más de 800.000 euros.

A ello se suman otros 2.500 metros cuadrados que posee en Campohermoso, donde cuenta con almacén y oficinas. Y un establecimiento de 200 metros cuadrados en la Calle Javier Sanz de la capital almeriense, que tiene más de 30 años de historia y cuyo escaparate diseña con mimo el propio Juan José Tripiana.

La firma tiene una plantilla de diez empleados, entre los que destacan los tres hermanos Tripiana, Juan José (el mayor), gerente; José Antonio, en contacto directo con los agricultores; y Rosa, en labores de administración.

"Estamos en el campo y queremos seguir en él, contando con la confianza de los agricultores, ofreciendo servicios y cercanía, para que todas las innovaciones que surjan podamos aportárselas cuanto antes, optimizando los costes". Esta es la filosofía de esta empresa familiar, en palabras de Juan José Tripiana, que recuerda que la confianza es fundamental: "Nuestra razón de ser".

La empresa vende cerca de 10.000 toneladas de productos a lo largo de cada campaña agrícola. En picos de producción, puede alcanzar las 40 toneladas al día.

"El futuro pasa por impulsar la lucha integrada, sobre todo en el tomate, donde aún no se han conseguido grandes resultados con los ensayos realizados", explica Tripiana, que se muestra satisfecho por el cambio que ha experimentado el campo en la última campaña, pero que indica que ahora toca "reforzar lo logrado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios