Unicaja abre la recta final del proceso al dar luz verde a la fusión con Cajasur

  • El consejo de administración de la entidad ratifica el protocolo para la unión con la cordobesa · Se inicia ahora la negociación técnica que culminará en el texto definitivo, que se prevé se apruebe a finales de año

Ya queda menos. El consejo de administración de Unicaja ratificó en su reunión de ayer en Cádiz el protocolo de intenciones para la fusión con Cajasur, el documento con el que ambas entidades negociarán a partir de ahora hasta firmar el documento definitivo de integración, que se prevé esté listo el 1 de enero de 2010.

Este texto fue validado por el consejo de administración de la caja cordobesa el pasado 27 de julio, una semana después de que los presidentes de ambas entidades, Braulio Medel y Santiago Gómez Sierra, cerraran verbalmente el acuerdo en el transcurso de un almuerzo en Sevilla. El documento fue posteriormente remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y al Banco de España, que no encontró impedimento en la intención que persiguen ambas cajas. En concreto, la comisión ejecutiva del banco emisor consideró que el protocolo "cumple los criterios de solidez y racionalidad económica que se han de exigir a este tipo de operaciones". Asimismo, el Fondo de Garantía de Depósitos de las Cajas de Ahorros otorgó su respaldo financiero al proyecto, para el que Unicaja exigía un colchón de 1.000 millones de euros.

Con el documento ratificado por ambas cajas, se dispone ya del marco en el que se va a desarrollar la negociación técnica. El primer cometido pasa por el diseño de los futuros órganos de gobierno de Unicajasur, donde el Cabildo de la Catedral cordobesa contará con una de las dos vicepresidencias ejecutivas y el derecho a nombrar el 8% de los miembros del Consejo de Administración y de la Asamblea General. De forma paralela, los representantes de ambas cajas trabajarán también en la redacción de los nuevos estatutos, la integración de balances, los informes de auditoría y el proyecto económico.

Aunque no se descarta la posibilidad de que se redacte un preprotocolo antes del definitivo, lo previsible es que para final de año esté listo el documento final, que deberá contar con la preceptiva ratificación de los dos consejos de administración y de las dos asambleas generales de las entidades.

Aunque todo este trabajo corresponde a Unicaja y a Cajasur, la Junta de Andalucía también tiene que trabajar a partir de septiembre para el nacimiento de Unicajasur. En concreto, a la Administración autonómica le corresponde el encaje legal de la nueva entidad financiera en la Ley de Cajas para salvaguardar la representación de la Iglesia en los órganos de gobierno. Aún se desconoce el sistema que adoptará el Ejecutivo de José Antonio Griñán, aunque las fórmulas pasan o bien por la redacción de un proyecto de ley, o bien, incluirlo en la ley de acompañamiento de los presupuestos autonómicos. La modificación de la Ley se debe a la singularidad de la cordobesa Cajasur, al ser la Iglesia su entidad fundadora.

Según fuentes financieras, los cambios legales paralizarán el proceso de renovación de órganos de gobierno de las entidades, lo que permitirá una prórroga de los mandato de algunos de sus integrantes.

Al margen del proceso iniciado con Cajasur, Unicaja también tiene en marcha un proyecto de fusión con Caja de Jaén, de manera separada e independiente. Si culminan ambos procesos, la entidad resultante será la quinta caja de España por depósitos y la sexta por activos.

La propuesta de convenio de fusión entre Unicaja y Caja de Jaén se presentará a sus respectivos consejos de administración entre los próximos días 10 y 14. El siguiente paso será presentar el proyecto a sus correspondientes asambleas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios