El beneficio de Renfe se dispara hasta los 66 millones al cierre del tercer trimestre del año

Renfe obtuvo un beneficio de 66 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone multiplicar por más de treinta los dos millones logrados un año antes, gracias al impulso del AVE, al recorte de los gastos financieros y a la contención de las pérdidas de la división de transporte de mercancías. La compañía ferroviaria tiene así casi asegurado cerrar el año 2017 como primer ejercicio de su historia sin números rojos. La operadora ya cerró inicialmente 2016 en números negros, pero volvió a pérdidas después de que, al entrar el nuevo equipo gestor que lidera Juan Alfaro, se reformularan las cuentas, que además incluyeron una provisión por la histórica multa de Competencia al negocio de carga.

Los resultados a cierre de septiembre vienen impulsados por el crecimiento del negocio de Alta Velocidad, que sigue encadenando récords de viajeros. Así, Renfe logró superar la cota de los 1.000 millones de euros de ingresos con los servicios de AVE y Larga Distancia. En concreto, estos negocios facturaron 1.066 millones, un 4,7% más, después de que elevaran un 3,9% el número de viajeros transportados, hasta sumar 24,8 millones. El AVE contabilizó 15,8 millones de pasajeros en los nueve primeros meses, un 4,1% más, lo que supone que este servicio ganó unos 628.000 nuevos usuarios.

Por su parte, los servicios de Media Distancia (regionales) y de Cercanías, que tienen carácter de servicio público y, por ello, reciben subvención estatal, facturaron 552,6 millones, un 4% más, tras elevar un 2,9% el número de usuarios, hasta 333,11 millones. Los ingresos totales de la compañía ferroviaria crecieron un 8,4% entre enero y septiembre, y sumaron 2.596 millones de euros, compensando así el aumento del 7,1% experimentado por los gastos (2.220 millones).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios