El beneficio de las cajas andaluzas aumenta un 24% hasta septiembre

Comentarios 0

El tercer trimestre del año resultó bastante satisfactorio para las cajas de ahorros andaluzas, que terminaron septiembre con un beneficio neto atribuido de 691,33 millones de euros, un 24 por ciento más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Esa tasa de crecimiento, que sobrepasó en dos puntos la registrada por el sector a nivel nacional, tuvo como incentivos la contención del gasto, un notable recorte de las dotaciones contra insolvencias y las ganancias extraordinarias obtenidas por la venta de activos, además de una mejora de la rentabilidad del negocio tradicional, gracias a la subida de los tipos de interés.

Éste último factor explica que el margen de intermediación -recoge la diferencia entre lo que percibe una entidad por el dinero que presta y lo que abona por el que le confían sus clientes- fuera el que más creciera de la cuenta de resultados, con un alza del 15,87 por ciento, hasta los 1.506,47 millones. A ello contribuyó, lógicamente, el dinamismo que mantuvieron la cartera de créditos y los depósitos, cuyos saldos avanzaron a un ritmo del 15,47 y el 13,15 por ciento. No obstante, ambas magnitudes mostraron un comportamiento algo más mesurado que en septiembre de 2006, debido a la ralentización del negocio hipotecario y de la tendencia al ahorro de las familias.

En cuanto al margen ordinario, la volatilidad que padeció la bolsa durante este verano restó bríos a los resultados por operaciones financieras -sólo crecieron un 1,84 por ciento-, de modo que fueron las comisiones (los ingresos netos por este concepto se elevaron casi un 11 por ciento) las que alimentaron su avance. En concreto, subió un 11,56 por ciento, para colocarse en los 2.122,70 millones de euros.

En el caso del margen de explotación, el incremento rozó el 12 por ciento -se situó en 1.139,93 millones-, al verse favorecido por el control de los gastos, que únicamente repuntaron un 10 por ciento. Cajasol fue la excepción dentro de ese capítulo, ya que, al estar en plena digestión del proceso de fusión -entre El Monte y San Fernando-, registró unos gastos de explotación de 376,39 millones de euros, un 15 por ciento más que en septiembre de 2006 y un 37 por ciento del total de las cajas de ahorros andaluzas.

También contribuyó a la positiva evolución de los resultados de las cinco entidades el recorte acometido en las dotaciones contra insolvencias, que ascendieron a 75,72 millones, un 32 por ciento menos que un año antes. La moderación en las amortizaciones fue otra de las circunstancias que apoyó el repunte de los beneficios, ya que apenas aumentaron un 3 por ciento.

No ocurrió lo mismo con la aportación de las participadas, que bajó un 35 por ciento, aunque sí fueron destacadas las ganancias extraordinarias conseguidas por la venta de activos materiales, que se multiplicaron por tres. El grueso de esas ganancias se lo apuntó Unicaja, con 58,6 millones de los 65,4 que sumaron las cinco entidades andaluzas. La caja de ahorros que preside Braulio Medel también resaltó sobre las demás en cuanto a beneficios obtenidos por la venta de participaciones empresariales, con 37,2 de los 43 millones de euros que se registraron en total.

Por entidades financieras, CajaGranada se apuntó la mayor subida de los beneficios hasta septiembre, con un 90,45 por ciento -gracias, según la propia caja, a las desinversiones acometidas durante el periodo tomado como referencia-, seguida de la Caja Provincial de Jaén, cuyo resultado mejoró un 67,47. Pese a ello, Unicaja se mantuvo a la cabeza de los resultados en términos absolutos, con 281,4 millones de euros -cerca de un 41 por ciento del total regional-. A continuación se colocaron Cajasol (152,27 millones de euros), CajaGranada (141,77 millones) y CajaSur (111,44).

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios