Las bolsas se rinden a la volatilidad

  • Los principales mercados del mundo volvieron a sucumbir ayer a las pérdidas, arrastrados por el miedo a una recesión en EEUU y los nuevos efectos de la crisis 'subprime'

La incidencia de la crisis hipotecaria en los resultados de la gran banca y el creciente temor a que Estados Unidos entre en recesión -los expertos ya prevén un notable recorte de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal- dieron ayer alas a una volatilidad que hizo estragos en las principales bolsas del mundo. La mayoría de ellas le puso el punto final a la sesión en rojo, y los peores registros se los apuntó el Nikkei de Tokio que, arrastrado por la resaca del día anterior en los mercados europeos y americanos, cayó un 3,35 por ciento, colocándose en el nivel más bajo de los dos últimos años (13.500 puntos). La misma senda, aunque algo más moderada, siguió el Íbex 35. El selectivo de la Bolsa de Madrid no logró mantener una tendencia fija durante todo el día: empezó a la baja, subió al conocerse que Wall Street había abierto al alza y terminó cerrando en negativo.

Concretamente, retrocedió un 0,92 por ciento, y se situó en los 13.817,71 enteros. Peor parado salió el Índice General, que se apuntó unas pérdidas del 1,14 por ciento, hasta los 1.487,45. La tónica no varió mucho en el resto de las plazas del Viejo Continente. Así, el FTSE 100 londinense bajó un 1,37 por ciento, el DAX de Fráncfort lo hizo un 1,25 y el CAC 40 parisino, un 0,48 por ciento. No obstante, estas caídas resultaron inferiores al desplome experimentado la víspera, cuando Citigroup anunció un retroceso del 83 por ciento en sus beneficios.

Wall Street, por su parte, continuaba buscando un rumbo a media sesión y, mientras el Dow Jones subía un 0,46 por ciento, el tecnológico Nasdaq se dejaba un 0,34.

Las señales que llegaron desde ambos lados del Atlántico no ayudaron a calmar los ánimos entre los inversores. Y es que al mal dato de inflación en Estados Unidos -el IPC alcanzó el 4,1 por ciento, su nivel más alto desde 1990- y la rebaja del beneficio de JP Morgan en un 33 por ciento durante el último trimestre de 2007, se sumó la posibilidad de que la Comisión Europea revise a la baja sus previsiones de crecimiento para la UE.

De vuelta al parqué español, los inversores optaron por sacar partido a los valores baratos, de modo que los más castigados del día anterior fueron los que mejor acabaron. Muestra de ello es que los títulos de Inditex se revalorizaron un 4,22 por ciento, pese a que Goldman Sachs ha rebajado su precio objetivo por el miedo a que la desaceleración económica y del consumo hagan mella en sus ventas. También resultó positivo el balance para Sacyr que, con un repunte del 4,27 por ciento, se convirtió en la compañía más alcista del Íbex 35. Grifols cerró el trío de cabeza, con un avance del 3 por ciento.

En el sector bancario, sólo Banesto terminó con ganancias, y subió un 1,95 por ciento. En el polo opuesto cotizaron BBVA y Santander, que cayeron un 0,54 y un 1,15 por ciento, incluso después de que la agencia de calificación Standard and Poors asegurara que las dos entidades están bien situadas para afrontar la crisis. Sabadell, Bankinter y Popular retrocedieron entre un 2,23 y un 0,46 por ciento.

En el plano energético, Iberdrola perdió un 2,08 por ciento, retroceso que fue del 1,61 para Endesa, del 1,58 para Repsol y del 0,54 por ciento para Gas Natural. De esta quema se salvó Unión Fenosa, que avanzó un 0,65 por ciento, después de que Banco Pastor anunciara la venta del 1,14 por ciento que tenía en la eléctrica.

Telefónica acabó con un descenso del 0,87 por ciento, aunque el valor más castigado fue Acciona, con un recorte del 5,3.

En el mercado del petróleo, el miedo a la recesión, el aumento de los inventarios en EEUU y el descenso de la previsión del crecimiento de la demanda realizado por la Agencia Internacional de la Energía se tradujo en un abaratamiento del barril de Brent, que cotizó en torno a los 89 dólares. En el mercado de divisas, el euro perdió fuelle y se cambió a 1,465 dólares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios