Las cajas prevén que la economía española crezca un 2% este año y un 0,9% en 2009

  • La Fundación de Cajas de Ahorro (FUNCAS) ha rebajado sus previsiones de crecimiento de la economía española para este año hasta el 2 por ciento, y cree que el aumento del PIB de 2009 será sólo del 0,9 por ciento

En su último número de los Cuadernos de Información Económica, FUNCAS rebaja en seis décimas su previsión de crecimiento para 2008, por entender que la desaceleración está siendo más acusada de lo previsto, y porque considera que todos los componentes de la demanda interna española perderán impulso este año.

Por otro lado, la Fundación cree que el empleo sólo crecerá este año el 0,9 por ciento, frente a la evolución del 3 por ciento en 2007, y la tasa de paro se elevará al 9,5 por ciento.

Además, estima que el aumento del gasto público para afrontar la desaceleración hará que el superávit sea mucho menor este año, sólo del 0,6 por ciento del PIB, y calcula para 2009 un déficit del 1,2 por ciento.

En el informe, FUNCAS señala que los hogares españoles sólo aumentarán su consumo el 2 por ciento, influenciados por el deterioro de las perspectivas económicas, el aumento del paro, los "relativamente elevados" tipos de interés y el encarecimiento de los productos básicos.

Además, los hogares mejorarán ligeramente su tasa de ahorro, debido a un efecto "precaución" ante la mayor incertidumbre económica.

Mientras, la inversión española sólo crecerá un 0,2 por ciento este año, frente a la evolución de 2007, que fue del 5,9 por ciento.

La inversión perderá dinamismo en todos sus componentes, especialmente en la construcción residencial, para la que FUNCAS calcula incluso una fuerte caída, del 6,9 por ciento.

En cuanto a la inversión más dinámica de los últimos años, la destinada a bienes de equipo, la Fundación de las Cajas de Ahorro cree que sólo crecerá el 3,3 por ciento, tras haber registrado crecimientos superiores al 8 por ciento en los últimos dos años.

Sólo el gasto de las Administraciones Públicas va a mantener un ritmo de crecimiento parecido al del año pasado, que FUNCAS sitúa en el 5 por ciento.

Entre las estimaciones de FUNCAS hay un dato positivo, la reducción hasta una décima de la aportación aún negativa del sector exterior al crecimiento.

Esta reducción se va a producir porque, ante la menor actividad, se ralentizan tanto las exportaciones como las importaciones, si bien crecerán más las primeras, ante una demanda interna más débil.

Por otro lado, y tras subrayar la desaceleración en la creación de empleo y la subida del paro, el estudio apunta que la productividad se acelerará hasta el 1,1 por ciento, pese a lo cual el avance de los costes laborales unitarios se intensificará hasta el 3 por ciento, debido al mayor crecimiento de las remuneraciones salariales.

Para 2009, FUNCAS prevé un crecimiento de sólo el 0,9 por ciento, entre otras cosas porque calcula un desplome de la construcción residencial del 14,6 por ciento.

La débil demanda interna del año que viene hará que por primera vez en muchos años el sector exterior tenga una aportación positiva al crecimiento, de una décima.

El mercado de trabajo registrará, por su parte, un mayor deterioro, con una destrucción de empleo del 0,3 por ciento, que elevará la tasa de paro por encima del 11 por ciento.

FUNCAS ha publicado también su consenso económico de marzo y abril, que recoge las estimaciones de crecimiento de varias instituciones económicas y financieras, cuya media es del 2,5 por ciento, aunque se advierte que este cálculo ha quedado desfasado, ya que se elaboró entre el 10 y el 19 de marzo y muchos organismos ya han rebajado sus previsiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios