El desempleo se apunta una subida histórica

  • Octubre cerró con más de 6.200 personas diarias dadas de alta en el Inem · Uno de cada cinco nuevos parados era andaluz

El paro adquirió en octubre el grado de principal azote de la economía española. Y no es de extrañar, si se tiene en cuenta que a lo largo de ese mes se incorporaron a las listas de los Servicios Públicos de Empleo una media diaria de 6.214 personas. De acuerdo con los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo, la cifra de desempleados registró en ese periodo el mayor aumento mensual de la historia (192.658 parados más), y se situó en 2.818.026, la cota más elevada en 12 años. En términos interanuales -esto es, respecto a octubre de 2007-, el número de personas sin un puesto de trabajo subió en 769.449.

La preocupante evolución de estas magnitudes llevaron ayer al ministro de Economía, Pedro Solbes, a anunciar que la lucha contra el paro ha pasado a ser una "prioridad" para el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero. Precisamente, el presidente tildó de "malo" el balance de octubre, si bien recordó que la crisis financiera alcanzó en ese mes su "punto álgido" y que la tasa de paro continúa siendo una de las más bajas.

El ascenso fue generalizado en las 17 comunidades autónomas, y Andalucía volvió a situarse a la cabeza, con 42.344 desempleados más. Atendiendo a ese número, la región aportó uno de cada cinco nuevos parados dados de alta a nivel nacional. La sucedieron, aunque a bastante distancia, Madrid (26.187) y Cataluña (23.784).

Los principales lastres del empleo fueron los servicios y la construcción, sectores que el mes pasado generaron 113.720 y 36.275 parados, respectivamente. En el primer caso, resultó determinante el final de la campaña estival y, en consecuencia, de numerosos contratos temporales vinculados al turismo, mientras que en el segundo volvió a hacerse evidente el profundo ajuste por el que atraviesa el mercado inmobiliario. En cuanto a la industria, el sector teóricamente llamado a suplir a la construcción como motor de la economía, registró 20.144 nuevos desempleados.

Algo más moderado fue el comportamiento del paro en el colectivo sin empleo anterior y la agricultura, donde se quedaron sin actividad 13.480 y 9.039 personas.

La única nota positiva la pusieron los contratos, con un avance mensual del 5,54% (83.216 más), del todo insuficiente, sin embargo, para absorber el fuerte repunte del desempleo. En total, la cifra de contratos vigentes en octubre rozó lo 1,6 millones, de los que 1.404.582 eran temporales y tan sólo 180.229, indefinidos. Si la comparación se establece con el mismo mes de 2007, entonces el balance se tiñe de rojo, al producirse un retroceso del 17,09% (326.578 contrataciones menos).

Una muestra del acelerón del paro es que la subida experimentada en octubre (de 192.658 desempleados) multiplica por más de seis la obtenida por las mismas fechas en 2007 (con 31.214). El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, subrayó ayer a ese respecto que los ciudadanos "no van a quedar desprotegidos" e incidió en que "ningún país desarrollado se está quedando al margen" de la crisis.

Andalucía figura entre las regiones que más han sustentado esa progresión: si en octubre de 2007 la nómina de desempleados aumentó en 1.238 respecto a septiembre, este año lo ha hecho en 42.344 (en los últimos 12 meses, 183.793). Esto explica que la cifra total de parados ascendiera el mes pasado a 683.777, la más elevada de España y también la más significativa que se da en la comunidad autónoma desde 1996. El portavoz del Ejecutivo andaluz, Enrique Cervera, consideró los datos "pésimos" y calificó la situación actual de "drama social", destacando los esfuerzos que se están realizando para paliarlo. El consejero de Economía, José Antonio Griñán, señaló que esa evolución era "esperable" y culpó, en parte, al alza de la población en edad de trabajar.

Al igual que a nivel nacional, los servicios y la construcción actuaron como incentivo del repunte del desempleo, al dejar sin actividad a 20.560 y 10.123 personas. A continuación, se colocaron el colectivo sin empleo anterior (6.467), la industria (2.894) y la agricultura (2.300). En relación con los contratos, se formalizaron 14.500, de modo que las contrataciones totales sumaron 343.697.

Por provincias, Almería fue la gran excepción, al apuntarse un descenso (266 parados menos). Por el contrario, Cádiz (10.392 desempleados más), Málaga (9.675), Sevilla (9.527) y Granada (5.420) lideraron las subidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios