El 44% de los españoles espera una recesión económica en 2008

  • Un estudio realizado por Nielsen asegura que la mitad de los españoles preven una crisis, mientras que en Europa el 35 por ciento opina que no habrá recesión

El 44 por ciento de los españoles opina que la economía sufrirá una recesión en 2008, justo el doble de los que no lo piensa (el 22 por ciento). El porcentaje es muy superior al 30 por ciento de la media europea, pues en Europa son mayoría los que piensan que no habrá recesión, con un 35 por ciento del total, según se desprende de un estudio elaborado por Nielsen.

De acuerdo con los datos del último estudio 'Nielsen Global Online Consumer Confidence', elaborado en los pasados meses de octubre y noviembre de 2007 con la participación de 26.312 usuarios de Internet de 48 países, en esa posible situación el mayor problema para los españoles es el posible desempleo, citado por el 58 por ciento de los encuestados, seguido por la inflación, que señalan un 43 por ciento, y la subida de los tipos de interés, con un 36 por ciento.  Bastante más lejos quedan los porcentajes de los que temen conflictos civiles, un 15 por ciento; inestabilidad política, un 12 por ciento; y la caída del valor de sus propiedades, un 11 por ciento.

Sin embargo, entre los consumidores españoles participantes en el estudio, el 72 por ciento creía que las perspectivas laborales para los próximos 12 meses eran buenas o incluso excelentes, frente al 28 por ciento que las veía malas o no tan buenas, lo que mantiene prácticamente estable el porcentaje respecto al anterior estudio de abril del 2007. La cifra resulta muy superior a la de hace dos años, pues a finales de 2005 sólo pensaban que tenían buenas perspectivas laborales el 59 por ciento de los participantes en el estudio.

Más allá de la posible crisis, el estudio elaborado por Nielsen señala que el problema que más preocupa a los españoles es la salud, pues es citado en primer o segundo lugar por el 42 por ciento de los participantes en el estudio, aunque también refleja claramente la sensación de crisis, pues la segunda mayor preocupación es la economía, con un 41 por ciento, seis puntos más que hace seis meses y diez puntos más que un año antes.

En tercer lugar aparece la estabilidad laboral, con un 34 por ciento, y dos puntos menos que el anterior semestre, seguido del terrorismo, señalado en primero o segundo lugar por un 19 por ciento de los encuestados, la estabilidad política, un 14 por ciento, y la inmigración y el calentamiento global, con un 11 por ciento cada uno.

Los datos recogidos por el informe constatan que casi uno de cada tres consumidores de todo el mundo espera una recesión económica en los próximos 12 meses, y en torno a la mitad de la población piensa que aumentará el desempleo y la inflación.

De este modo, el Índice global de confianza ha caído tres puntos en los últimos seis meses, desde 97 a 94. El país donde los consumidores se muestran más optimistas es Noruega, con un índice de 135, mientras que en España el indicador alcanza los 100 enteros, sin cambios desde el anterior semestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios