Una firma granadina patenta una cama 'antienfermedades"

  • Una madre y su hijo, propietarios de la empresa BioVital, desarrollan un sistema de descanso único que contribuye a retrasar el envejecimiento o a frenar el cáncer

Una mala noche de sueño tiene consecuencias inmediatas. Una temporada durmiendo mal puede acarrear problemas más serios como la ansiedad. A largo plazo, la salud también se resiente si las condiciones de descanso no son las adecuadas. Muchos de los trastornos del sueño y los problemas que se derivan de ellos tienen más que ver con condiciones ambientales que con problemas individuales, ya que al dormir el cuerpo genera hormonas y antioxidantes necesarios para la regulación del organismo, cuya producción se ve alterada si el entorno no es favorable. Para poner remedio a esta situación, la empresa de base tecnológica (EBT) granadina BioVital ha patentado una cama que aísla de la contaminación electromagnética del entorno y mejora la calidad de vida. Al frente del proyecto están Rosa Jiménez y Gregorio Mora, que además son madre e hijo.

La idea surgió, cuenta Rosa, hace 20 años a raíz de informaciones que empezaban a surgir en Estados Unidos sobre cómo la carga electromagnética del ambiente afecta a la calidad del sueño. Esto, hoy más que nunca, es un problema, pues no son sólo las torres de alta tensión, los transformadores o los aparatos eléctricos en general los que cargan nuestro entorno de este tipo de ondas, sino que la mera estructura de nuestras viviendas -repletas de cableado, mallas y vigas metálicas- contribuye a concentrar esta carga a nuestro alrededor. Incluso un colchón de muelles o un somier metálico propician esta concentración. También el propio cuerpo se carga electromagnéticamente, con lo que, en las horas de descanso, nuestra maquinaria antioxidante no responde como debería. La cama BioVital, que en realidad es un completo conjunto de descanso, actúa como aislante y toma de tierra para descargarnos de este tipo de ondas.

Hasta tres estudios en diferentes universidades han certificado el efecto protector de la cama y su incidencia favorable en la producción de melatonina, una hormona que se produce durante el sueño y que potencia el sistema inmunológico, protege contra el cáncer, frena el envejecimiento, mejora la capacidad sexual y el rendimiento físico en general. Uno de los estudios, desarrollado por científicos de la Universidad de Granada, arrojaba como conclusión principal que el descanso en las camas BioVital favorece la capacidad antioxidante del organismo y reduce los dañinos radicales libres, haciéndolo por tanto más fuerte frente a enfermedades degenerativas relacionadas con el envejecimiento y la oxidación.

El "secreto" es que se trata de un producto "hecho a mano" sin sustancias potencialmente nocivas y elaborado íntegramente con materias primas naturales traídas de distintas partes del mundo. La madera de haya del somier, al no absorber los iones negativos -algo que sí hacen otras maderas-, contribuye a un entorno más equilibrado. El colchón cuenta con una capa de 15 centímetros de látex natural y su parte inferior está hecha con fibra de coco para proteger contra la humedad y evitar así que se acumulen bacterias. Se incluye también un cubre colchón que, mediante una malla de grafito, canaliza y elimina a través de una toma de tierra la contaminación electromagnética que el cuerpo acumula a lo largo del día.

Acabado y patentado el producto, el reto al que ahora tienen que enfrentarse esta empresa familiar consiste en darlo a conocer y comercializarlo. El precio de la cama, que oscila entre los 6.000 y los 12.000 euros en función de su tamaño y características finales, puede dificultar la captación de clientes y una salida fácil para estos empresarios podría ser vender la patente, algo que descartaron por su confianza en las posibilidades y beneficios del producto. Cuestionados por el posible impedimento del precio, ellos responden que "no hay dieta, cosmético o estimulante capaz de aportar los resultados que produce el descanso en una cama BioVital" y preguntan de forma retórica: "¿Cuánto valen diez años más de vida?".

l 'www.biovitalgroup.com'

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios