Un muerto por infarto en Grecia durante la segunda huelga general en un mes

  • Los trabajadores protestan contra el nuevo paquete de ahorro de 13.500 millones negociado por el Gobierno heleno con la troika.

Un manifestante de 66 años ha muerto en Atenas durante las protestas contra los planes de ajustes del Gobierno, en las que cientos de jóvenes se enfrentaron de forma violenta a la policía, según informaron los medios de comunicación. El hombre de 66 años murió en el hospital a consecuencia de un ataque de corazón, después de que la policía lanzase gas lacrimógeno contra los manifestantes. Al menos otras dos o tres personas resultaron heridas, según los medios. El fallecido no estuvo involucrado en los disturbios.

La policía lanzó gas lacrimógeno mientras decenas de miles de personas marcharon en el segundo día de huelga nacional en menos de un mes por las medidas de ajuste que negocia el Gobierno con los acreedores internacionales. Decenas de personas huyeron por las calles adyacentes, presas del pánico. Los enfrentamientos entre violentos y policía se prolongaron casi dos horas. Los ciudadanos se concentraron bajo carteles que rezaban "¿Nos escuchan? ¡Ya no podemos afrontar más austeridad!". Había empleados públicos y jubilados afectados por los recortes del año pasado, si bien la mayoría eran desempleados y estudiantes.

Con un desempleo que supera el 25 por ciento, el Gobierno de Grecia ha propuesto nuevos ajustes por valor de 13.500 millones de euros que incluyen subidas de impuestos, recortes de salarios y jubilaciones y reformas laborales. El paquete debe ser presentado aún a la troika de acreedores, formada por la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los sindicatos, tanto del sector privado como del público, convocaron la protesta contra los ajustes, por lo que no funcionan ministerios, escuelas ni otras instituciones públicas. Los médicos sólo atienden casos de urgencia. El transporte por ferry a las islas del Egeo se encuentra totalmente paralizado, según la televisión estatal, y también hacen huelga los empleados de ferrocarriles. Debido a las tres horas de paro de los controladores aéreos, las aerolíneas anularon numerosos vuelos internos. Otros partieron con considerable retraso. También hacen huelga durante nueve horas los taxistas y permanecen cerrados museos y sitios arqueológicos.

El nuevo recorte ya habría sido por fin acordado entre los partidos que forman la coalición de gobierno y sólo falta el visto bueno de la troika. Los sindicatos creen que incluirá una rebaja de los salarios de entre un 6 y un 20%. Los jubilados dejarían de percibir 4.900 millones de euros debido a los ajustes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios