Unos 2.000 trabajadores de El Corte Inglés piden la baja voluntaria

  • Las solicitudes están por encima de las 1.400 rescisiones de mayores de 58 años previstas en el plan pactado con los sindicatos

El Corte Inglés ha recibido unas 2.000 solicitudes de sus trabajadores para acogerse al plan de bajas voluntarias para mayores de 58 años, por encima de lo previsto inicialmente, según informaron a Europa Press fuentes de la compañía. Una vez recibidas las peticiones, la compañía estudiará caso por caso las solicitudes y responderá en los próximos días.

El Corte Inglés y los sindicatos firmaron el pasado mes de febrero este plan de bajas voluntarias para mayores de 58 años que cumplan unos determinados requisitos y se esperaba que se pudieran acoger unos 1.400 trabajadores.

El plan de desvinculación voluntaria va dirigido a los empleados nacidos en los años 1956, 1957 o 1958, así como a los trabajadores a tiempo parcial nacidos en 1954 ó 1955. En todos los casos deben acreditar 15 años de antigüedad en el grupo de empresas El Corte Inglés y tener 35 años cotizados a la fecha de la extinción de la relación laboral.

Según fuentes sindicales, cumplen los requisitos 4.058 trabajadores. A cierre del ejercicio de 2014, el grupo empleaba a 91.437 personas, de las que el 69,3 % (más de 63.300) trabajaban en los grandes almacenes y el 10,3 % (más de 9.100) en los hipermercados.

Los trabajadores que se acojan al plan percibirán una retribución mensual del 70 % del salario (en doce mensualidades) de 2015 (incluido incentivos) hasta que cumplan 63 años.

Además, cobrarán un pago adicional en el momento de acogerse al acuerdo equivalente a seis mensualidades netas, según el acuerdo, que recoge que los pagos se harán mediante la suscripción de El Corte Inglés de una póliza de seguros. El trabajador no deberá pagar el importe del coste del Convenio Especial de Cotización con la Seguridad Social desde la extinción del contrato y hasta que cumpla 63 años. Durante ese periodo cotizará por el 100% del salario de 2015.

En materia fiscal, la empresa también asume el importe correspondiente al IRPF, según el documento, que recoge que los trabajadores mantendrán los descuentos de los que disfrutan como empleados.

Empresa y sindicatos se reunieron ayer para realizar un seguimiento de dicho plan, después de terminarse el plazo de adhesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios