Candidatos del cambio

  • Los tres aspirantes a romper la hegemonía del PP coinciden en diagnóstico de déficit de infraestructuras y se muestran críticos con el Gobierno de Rajoy

A pesar de las notables diferencias ideológicas que sus formaciones representan, entre lo neoliberal, social y progresista, los cabezas de lista de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos plantearon una serie de tesis comunes sobre el futuro del país y una radiografía similar, también la hoja de ruta a seguir, para solventar las carencias de la provincia. Pese a las siglas que los separan, más conforme avance la campaña electoral, los candidatos al Congreso de estos tres partidos comparten una necesidad, la del cambio de Gobierno, de ahí que sus planteamientos pasen en esta provincia por la difícil empresa de romper la hegemonía del PP. En el primer debate de Almería de cara a las elecciones del 26 de junio, el que organizó Diario de Almería con un Desayuno de Redacción al que invitó a los candidatos de las cuatro principales formaciones, destacó, más allá de la ausencia del representante popular Rafael Hernando, la fuerte pulsión del cambio. Los tres plantearon que ofrecen un modelo alternativo y claramente diferenciado al del PP de Mariano Rajoy. Entienden que hay que pasar página y avanzar blindando los derechos sociales que se han recortado y expusieron medidas de proyectos reformistas aludiendo al unísono al futuro y la esperanza. "En estos cuatro años y medio la tónica ha sido recortar derechos y libertadas, una mala gestión económica y austeridad mal entendida que está haciendo desaparecer a las clases medias y que el trabajo ya no sea garantía de vivir dignamente", introdujo la socialista Sonia Ferrer. El general en la reserva de Unidos Podemos, Julio Rodríguez, planteó en esta misma línea que la situación para muchas familias es insostenible y el cabeza de lista de Ciudadanos, Diego Clemente, expuso la brecha salarial y precariedad que sufren los trabajadores. Sin salir de la economía, los tres coincidieron en la ley de segundas oportunidades para los empresarios y en poner en marcha medidas que ayuden a las pymes y autónomos. Pero lo verdaderamente importante en el primer cara a cara de los cabezas de lista era hablar de Almería y lo hicieron poniendo sobre la mesa propuesta e iniciativas necesarias.

El candidato de la confluencia izquierdista, de reciente llegada a la provincia, ya ha comprobado que las comunicaciones por tren son as de otro siglo, una cuestión por la que asegura que trabajará en el Congreso. "Una tierra que tiene a la agricultura como pilar necesita garantías para exportar por tren, la conexión ferroviaria al Puerto y un aeropuerto más competitivo", argumentó. Y es que a su juicio, "Almería es una provincia olvidada por la falta de inversiones del Gobierno central y autonómico". Diego Clemente también hizo especial hincapié en el ostracismo al que condenan a Almería las administraciones planteó un acuerdo de todos los partidos para "empujar" por el AVE y el tren convencional nada más comenzar la legislatura tras el 26 de junio. Una Proposición No de Ley consensuada por todos sin excepción tras el fracaso del intento en la última Comisión de Fomento por el veto del PP. "Esta provincia necesita el Corredor Mediterráneo de doble vía y para transporte de mercancías porque se puede producir un cuello de botella por carretera dentro de unos años que frene en seco las exportaciones hortofrutícolas", añadió el candidato de C's. Sonia Ferrer también coincidió en que ha sido una "nefasta" gestión del Gobierno de Rajoy al paralizarse las partidas de la Alta Velocidad a Murcia, pero quiso puntualizar que "la única vez que se invirtió en la provincia fue con Miranda Hita como secretario de Estado cuando se hicieron los tramos hoy existentes con una inversión de 500 millones de euros".

La socialista propone poner en marcha, copiando el modelo del vuelo entre Almería y Sevilla, más rutas aéreas con obligación de servicio público para hacer más competitivo el aeropuerto. Y el candidato de Ciudadanos puso sobre la mesa la necesidad de fomentar la soberanía energética porque la falta de suministro ya está castigando al campo y a las infraestructuras de desalación como en Campo de Dalías. El cabeza de lista de Unidos Podemos planteó la necesidad de mejorar la gestión de los recursos hídricos para garantizar la sostenibiliad y el futuro del modelo agrícola y propuso, además, la importancia de diversificar la economía para no tener tanta dependencia del campo. "Hay que hacer un esfuerzo por potenciar otros sectores como el turismo, aquí hay un importante patrimonio natural, pero implica la mejora de las comunicaciones".

Los tres se mostraron partidarios de una nueva cultura del agua que permita la regeneración de los acuíferos, si bien discreparon en un punto en el que Ciudadanos considera un "grandísimo error" la derogación del Plan Hidrológico Nacional y el trasvase del Ebro. Entre las medidas planteadas para luchar contra el déficit hídrico se expusieron la autovía del agua, el trasvase de Rules y la articulación de medidas para conseguir un precio único para los regantes. Y en materia de economía, los tres exhibieron su apuesta por pymes y los autónomos, sin olvidarse de ayudar a las rentas más bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios