Clave de Sur

Ciudadanos se cobra el 'peaje' en campaña

  • Juan Marín logra la rebaja del impuesto de Sucesiones la víspera de que Albert Rivera pida el voto en Sevilla.

Comentarios 2

NADA es gratis. Ni en política, ni en la vida. Y más pronto que tarde siempre llega el momento de saldar deudas. Eso ocurrió ayer en la política andaluza: en plena campaña electoral -aunque sea para comicios a Cortes Generales-, Ciudadanos, por boca de su referente andaluz, Juan Marín, anunció el acuerdo al que ha llegado con el PSOE para reducir el impuesto de sucesiones.

No es una cosa menor: ni para los andaluces en general, ni para el partido que permitió la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta hace un año y una semana.

Para los andaluces, porque verán rebajada la presión fiscal por heredar, que era la más alta de esta España autonómica, en la que la igualdad no siempre es completa. En Madrid, sin ir más lejos, el impuesto de Sucesiones es prácticamente inexistente.

A Ciudadanos le permite esgrimir en plena campaña electoral que ha conseguido que se pague bastante menos cuando se hereda. O nada. Porque el principal cambio legislativo pasa por elevar la cuantía exenta de tributación a 250.000 euros por heredero, lo que supone 75.000 euros más que hasta ahora.

Juan Marín tenía muy claro que el acuerdo sobre este impuesto, que es una de sus banderas políticas desde que irrumpió en marzo de 2015 en el Hospital de las Cinco Llagas, tenía que llegar forzosamente antes de las votaciones del 26-J. C's quería cobrar la parte del peaje por permitir al PSOE gobernar la Junta en solitario que aún no se había cobrado. El anticipo fue forzar que Manuel Chaves y José Antonio Griñán dejasen sus escaños en el Congreso y el Senado, respectivamente.

Y el pago llega oportunamente a tiempo: no sólo porque es en el ecuador de la campaña, sino porque hoy mismo Albert Rivera, el líder omnipresente del partido naranja, estará hoy en Andalucía pidiendo el voto; en Sevilla para más señas.

Con ello, además, también le demuestra al electorado que con sus postura ha conseguido más que el PP, que quería la práctica desaparición de la tasa. De hecho, ayer, Juanma Moreno pidió a Ciudadanos más "ambición" con este asunto.

El pago, sin embargo, tiene sus matices. Es cierto que C's consigue cambios relevantes en el impuesto, pero sin lograr que el PSOE renuncie a todos sus postulados en esta materia, sino todo lo contrario.

La propia Susana Díaz prometió en la campaña de la primavera de 2015 que rebajaría el impuesto, así que el anuncio en campaña también sirve para que los socialistas saquen pecho sobre el cumplimiento de sus promesas.

Y también porque las negociaciones con la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, han permitido que la Junta mantenga prácticamente las tres cuartas partes de lo que la comunidad autónoma recauda cuando los andaluces heredan. El Gobierno andaluz dejará de recaudar a partir de 2017 125 millones de euros, pero el total de este año superará los 513 millones de euros. Además, el PSOE consigue que la cuantía exenta se quede en 200.000 euros para las herencias entre 250.000 y 350.000 euros, y que se tribute por todo lo heredado si se supera esa última cantidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios