Demoscopia en chanclas

  • Un minisondeo a pie de playa un domingo en El Palmar refleja que el voto está muy fragmentado y que la abstención será notable en las urnas

Uno de cada tres españoles duda; no en términos absolutos, sino con vistas al 26-J, según arrojan los resultados de la última encuesta del CIS. El dato tiene su miga para que los estrategas de los números y las campañas políticas hagan sus cábalas, porque el 36% de los votantes se decantaron por un partido en los últimos 15 días en los comicios del 20 de diciembre y porque el macrosondeo, aun siendo exhaustivo, no es una ciencia exacta.

Existe otro parámetro de peso para los gurús de estos análisis: la abstención. Hace seis meses superó el 26%, más de un cuarto del censo, y los pronósticos aúpan ese porcentaje todavía más; total, irá menos gente a las urnas por el hastío y por anteponer otros planes por las buenas temperaturas a acudir al colegio electoral.

En Andalucía es tentador el último domingo de junio, primero oficial del verano, para los amantes de la playa. Camarones o papeletas, he ahí el dilema. Cabe la opción de compaginar ambas actividades. En un ejercicio en absoluto comparable al del CIS (la muestra del sondeo es ínfima pero refleja ciertas actitudes), hemos preguntado en una zona del litoral gaditano un domingo de este mes. El Palmar (Vejer de la Frontera, Cádiz), 12 de junio de 2016, a dos semanas de las elecciones. Demoscopia en chanclas.

Bandera roja por el oleaje, aprieta el calor. Pocos valientes se atreven a meterse en el agua por encima de la cintura. Pocos huecos libres en la arena. Bajo una sombrilla almuerza un bocadillo Carmen Jiménez, periodista sevillana residente en Jerez de 50 años. "La abstención esta vez va a ser masiva porque la gente no puede más, está muy quemada", enfatiza. A esta propietaria de una empresa de comunicación no le importa que el 26-J el sol luzca radiante o caigan chuzos de punta: "Claro que voy a votar. En mi barrio el 99,5% de las papeletas serán para el PP", afirma dejando caer que el suyo irá por otros derroteros más hacia la izquierda.

Matías y Sergio Domínguez, hermanos jerezanos de 38 y 36 años, respectivamente, disfrutan de una charla fraterna mientras sus esposas y críos se torran al sol. "El 26-J me levantaré, votaré y me vendré a la playa", afirma el menor mientras el mayor asiente, tiene el mismo plan. Ambos son autónomos y comparten también dilema: "Tenemos dudas entre el Partido Popular y Ciudadanos".

Dos jóvenes veinteañeros de Los Palacios dan buena cuenta de un tupper con ensalada de pasta y echan poco o nada de cuenta a los comicios: "Alguna vez he ido a votar, pero ahora paso. Me vengo a Los Caños el fin de semana de las elecciones del tirón", comenta Daniel Delgado. "Éste -señala a su colega- no ha votado en vida". Dos que se abstienen sí o sí.

En una de las mesas de un próspero restaurante a pie de playa no hace falta ni siquiera preguntar, sólo poner la oreja. Cuatro amigos sevillanos, dos mozos y dos mozas, debaten y se rebaten. Lleva la voz cantante uno que no esconde que su papeleta irá directa a Podemos y no entiende que sus tres compañeros no opten por lo mismo: "Yo voto nulo, no en blanco. ¡Nulo!", le suelta el otro varón de la reunión, que además lo atiza con un argumento algo extraño: "Has pasado de la derecha poligonera(sic) a podemita...". Entre las jóvenes, una es tajante: "PSOE"; la otra recibe críticas del simpatizante morado porque no sabe si tirará para el PP o para Ciudadanos. "Tú, que tienes estudios, ¿cómo puedes votar a los corruptos ésos?", la critica el fan de Iglesias.

Rafi Faura, jubilada sexagenaria, viene desde Algeciras a El Palmar. Otra abstención: "Ninguno me va a subir la pensión, así que prepararé los bártulos para venirme a la playa mientras mi pareja va al colegio electoral. Él no vota seguro al Coleta".

Utrerana de 40 años y empleada de una empresa farmacéutica, Nieves Romero no se perderá ni la cita electoral ni el playeo. "Volveré pronto para que me dé tiempo antes de las ocho. Mi apuesta es Ciudadanos". Antonio Rodríguez, hostelero, no teme que baje el domingo la afluencia a El Palmar por los comicios: "Parece julio, no paramos. No creo que repercuta negativamente". Mientras habla, pasa un vendedor ambulante senegalés. "¿A quién votaría usted?". "Si pudiera, a ninguno. Todos me quieren fuera de aquí". Lo dice con la camiseta del Conil CF enfundada como un vecino más del pueblo aledaño...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios