Zapatero y González son patrimonio del PSOE

  • Pedro Sánchez elogia a los ex presidentes socialistas y recuerda a Pablo Iglesias que "son los mejores y son del PSOE"

Como estrategia militar y política es más vieja que la pana, pero, a falta de propuestas nuevas en las segundas elecciones en seis meses, los partidos han echado mano del manido recurso del "divide y vencerás" para intentar debilitar al contrario. El debate político se ha centrado en meter cizaña unos contra otros, especialmente a cuenta de nombres (del pasado y del hipotético futuro). Si el candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, citaba el jueves a José Luis Rodríguez Zapatero como el mejor presidente de España y revelaba que le pide consulta de vez en cuando, ayer se refirió a Felipe González en un vídeo electoral, pero para mal, para criticar su evolución en las últimas décadas hasta acabar sentado en "consejos de administración" de grandes empresas.

En el PSOE lo interpretan como una maniobra para intentar dividir a sus votantes y atraer hacia Podemos a aquellos que se sienten más a la izquierda. Su líder, Pedro Sánchez, contestó en un mitin en Valladolid que González y Zapatero son "los dos mejores presidentes de la democracia" y que ambos "son de nuestro equipo; son del PSOE".

"El descontento entre los votantes de Podemos llega a Iglesias, porque incluso él reconoce que los mejores presidentes de la democracia son socialistas. Tiene razón", aseguró Sánchez tras recordar que su partido fue quien hizo posibles las pensiones, la dependencia y hasta el final de ETA. A pesar de que las encuestas insisten en apuntar el sorpasso de la coalición Podemos-IU, Sánchez se mostró convencido de que hay tiempo de reacción.

Ante más de un millar de personas, insistió en que las elecciones del 26 de junio "son las definitivas" y apeló a la movilización para lograr poner fin al Gobierno de Mariano Rajoy.

El líder socialista compartió escenario con Zapatero, que hizo gala de su famoso "talante" para agradecer "sinceramente" las "amables" palabras de Iglesias, al que, no obstante, advirtió: "Cualquier palabra que suponga respeto o reconocimiento a mi tarea, no es otra cosa que el respeto y el reconocimiento al PSOE, porque yo me debo al PSOE. Toda mi vida ha sido así". Según el ex presidente, "por razones de futuro, España necesita un gobierno equilibrado entre la responsabilidad y el compromiso social, entre la ambición de futuro y el poso que da la historia de 137 años detrás del PSOE". Además, recordó que su partido "nunca ha sido antisistema", sino "defensor de las instituciones, de la seriedad, del respeto a la ley y de la democracia y responsables". Zapatero también quiso corregir a Iglesias cuando asegura que Podemos representa la nueva socialdemocracia: "No, oiga, está muy bien que todos quieran serlo, pero socialdemocracia, socialdemocracia, el PSOE". Al tiempo, se sintió "orgulloso" de que el PSOE "haya dejado las huellas más importantes de los valores de tolerancia que defienden mayoritariamente los españoles". Zapatero señaló que "lo que más le gustó" de Sánchez en el debate a cuatro del pasado lunes es cuando dijo que "el PSOE era el partido de las mujeres".

Desde un plano personal, el ex presidente confesó que "la lección mayor" que aprendió durante su trayectoria de los votantes y los militantes socialistas fue "la humildad". "Lo mejor que se puede ser en la vida es humilde. Procurar ni presumir mucho, ni atacar mucho. Ser humilde, saber escuchar. Mi versión ésa era la del talante y procuro siempre practicarla", enfatizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios