Los servicios sociales, punta de lanza frente a los recortes de Rajoy

  • Susana Díaz resalta el compromiso "claro" con los más débiles en Andalucía La líder del PSOE-A censura la deuda del Gobierno central en materia de dependencia

La nueva Ley autonómica de Servicios Sociales fue la protagonista ayer en la segunda jornada de la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, en la provincia de Granada. Si anteayer fue la capital, los puntos elegidos ayer fueron Guadix y Baza. La también presidenta de la Junta, Susana Díaz, destacó este que el referido postulado normalizará el acceso a este conjunto de prestaciones, que calificó como "el cuarto pilar del Estado del bienestar, tan importante como la educación, la sanidad o la dependencia".

En su visita al centro de servicios sociales comunitarios de Baza, Díaz mostró su "compromiso claro y nítido" con este tipo de equipamientos y calificó de "pionera" la nueva norma que prepara el Gobierno andaluz. Según expuso, después de que los siete años de crisis hayan obligado a muchas personas que nunca habían recurrido a estos centros a recurrir a los servicios sociales, el Gobierno andaluz ha decidido normalizar el acceso a estos servicios mediante una tarjeta que permitirá que cualquier persona, en un momento de dificultad, pueda contar con un itinerario personalizado y un profesional de referencia, como sucede ya en la sanidad pública.

Susana Díaz expresó su reconocimiento a los profesionales de los servicios sociales, "personas que trabajan para personas, para que vivan mejor" y enfatizó que Andalucía, que es "un gran pueblo construido desde la igualdad del 28 de febrero", va a continuar protegiendo "a quien está en una situación más vulnerable para que tengan la posibilidad de salir adelante".

La presidenta de la Junta subrayó además que el Gobierno andaluz, que destina tres millones de euros al día a la dependencia, ha incorporado a 40.000 dependientes moderados al sistema desde el pasado julio y va a continuar haciéndolo "venga o no venga financiación de Madrid".

En efecto, Díaz recordó que el Gobierno central no ha reconocido el pago de los dependientes moderados que Andalucía ha incorporado al sistema, una deuda que se suma a los 508 millones de euros que ha dejado de recibir por la parte que le correspondía aportar al Ministerio.

El nuevo centro de servicios sociales comunitarios que visitó la presidenta ha contado con una inversión de 1,8 millones de euros, de los que el Gobierno andaluz ha aportado 600.000 euros y el resto ha procedido de fondos europeos. El centro, que cuenta con una superficie de 1.500 metros cuadrados, atiende cada año a 1.886 personas con necesidades de la Zona de Trabajo Social de Baza.

Entre 2012 y 2015, la Junta ha apoyado la Red de Centros de Servicios Sociales Comunitarios con un total de 144,3 millones de euros, transferidos a las corporaciones locales a través del Plan Concertado. Esta red atiende en torno a un millón de personas usuarias en Andalucía.

Asimismo, el Gobierno andaluz ha destinado en el periodo 2013-2015 un total de 40 millones al Programa de ayuda a la contratación, que gestionan los ayuntamientos, y al de Suministros Mínimos Vitales y prestaciones de Urgencia Social 13 millones entre 2014 y 2015, con un total de 731 municipios acogidos. Además, cerca de 30.000 menores en situación de riesgo se han beneficiado del refuerzo del programa de comedores escolares en centros docentes públicos y de las escuelas de verano, una medida que está incluida en el Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria.

Tal y como dijo Susana Díaz, los servicios que prestan este tipo de instalaciones para atender a las personas en riesgo de exclusión se verán reforzados con la nueva Ley de Servicios Sociales de Andalucía, que está en trámite parlamentario.

En clave netamente electoral, la secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, realizó ayer un llamamiento a los ciudadanos para que "con su voto decidan qué quieren" para España el próximo domingo, día de las elecciones generales. Al respecto defendió la "ilusión y esperanza" que ofrece el PSOE frente al "miedo" que, a su juicio, proyecta el PP y el "odio" que en su opinión abandera el secretario general de Podemos y candidato de Unidos Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias.

En respuesta a preguntas de los periodistas en el transcurso de la visita al centro de servicios sociales comunitarios de Baza, Susana Díaz se mostró "positiva" al respecto de la cercana cita electoral, porque, según destacó, ha hablado a lo largo de los últimos días "con mucha gente en muchos pueblos", y está "convencida de que la gente tiene ganas de que cuanto antes España arranque con un Gobierno que genere ilusión y esperanza".

En ese sentido señaló que "España se merece mucho más" que "el miedo que ofrecen el PP" y su candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, "y el odio que ofrece Iglesias". "España se merece mucho más, se merece ilusión, esperanza, un presidente socialista como Pedro Sánchez que sea capaz de gestionar una recuperación económica para repartirla y que quienes peor lo han pasado empiecen a recuperar derechos y calidad de vida", añadió la presidenta andaluza. Unas palabras que la noche anterior ya dejó bien claras en el mitin ofrecido en el barrio de La Chana de la capital granadina.

"Convencida de que eso es posible", Susana Díaz concluyó haciendo "un llamamiento al conjunto de los ciudadanos para que con su voto decidan qué quieren para este país, si creen que el camino es la ilusión, la esperanza, frente a lo que aportan" otros partidos, que ella cree que "no se lo merece un país como España", según insistió para concluir. Esta ha sido la tercera vez que pisa la provincia en plena campaña del 26-J, ya lo hizo el día 13 cuando recorrió la Costa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios