Sevilla jamás falla como talismán

l Nunca falla. Sevilla volvió a ejercer de talismán para el deporte español en otra de esas citas para las hemerotecas, la final de la Copa Davis. Y Nadal hizo el resto. El resto, la derecha, el revés, la dejada... El balear dio otra lección y logró el tercer y decisivo punto para España tras librar un intenso y vistoso partido ante el argentino Del Potro: 1-6, 6-4, 6-1 y 7-6 (7-0) fue el resultado. Cuando ganó la bola de partido, el número 2 del mundo se dejó caer sobre la tierra batida henchido de gozo. Añadió a su brillantísimo palmarés su cuarta Copa Davis, y quinta para el país. El capitán Albert Costa fue manteado por su equipo y don Juan Carlos posó con la Ensaladera junto a los campeones entre el alborozo del público. Ayer asistieron 24.852 espectadores y no se batió el récord de asistencia a un partido de tenis. Pero el registro sigue perteneciendo a... Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios