La búsqueda no tiene descanso

lUn lunes más, la Policía y los técnicos volvieron a la finca de la familia Bretón en Las Quemadillas para buscar cualquier rastro o pista que pueda servir para localizar a los pequeños Ruth y José, desaparecidos desde hace ya casi nueve meses. Las excavadoras comenzaron ayer a sacar tierra de los lugares que marcó el georradar en su búsqueda durante la semana pasada con una mezcla de esperanza por saber algo de los niños y pánico a que los restos de estos puedan aparecer enterrados entre los naranjos. El calor ha llevado a que las labores de rastreo se realicen en horario de jornada intensiva, ya que esta semana se espera un ascenso de los termómetros que es muy difícil de sobrellevar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios