El debate de los derribos no llega a la arena

l El culebrón político del verano sobre el futuro de las casas de primera línea de playa del Distrito Este, que esta semana ha centrado el debate político, por el momento, no ha llegado a la arena. La vida es mejor con un espeto en lugar de bucear en debates áridos. Pero aunque el gran público sea ajeno, la polémica seguirá abierta en la esfera política, pues la Ley de Costas recoge que no puede haber edificaciones a menos de 100 metros de la orilla, salvo que tengan una protección para mantenerlas, como ser declaradas Bien de Interés Cultural (BIC). Pero las casas de El Palo, Pedregalejo, Las Acacias, El Dedo y La Araña, en la capital malagueña, no tienen ningún tipo de protección. Por el contrario, podrían quedar en la alegalidad en el próximo Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). Los políticos tienen la última palabra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios