Un abogado de la infanta Cristina confirma que Manos Limpias exigió dinero para retirar la acusación

  • La Policía acusa al sindicato de pedir tres millones a dos entidades bancarias. Miquel Roca dice no aceptaría nunca un acuerdo extrajudicial sobre la hermana del Rey.

El abogado de la infanta Cristina Pau Molins ha confirmado que Manos Limpias le pidió una cantidad de dinero "absolutamente desorbitada" a cambio de retirar la acusación contra la hermana del Rey por el caso Nóos. En declaraciones al canal 3/24, ha considerado que se trata de un "chantaje" inaceptable, que puso de inmediato en conocimiento del juez. Ha señalado que sospechaban de la actividad de Manos Limpias porque es extraño que tomaran decisiones como retirarse "en el minuto uno de un juicio contra un acusado al que le pedían diez años sin dar explicaciones". Molins ha recordado que instó a los medios de comunicación a investigar "qué interés mueve a Manos Limpias y quién les financia", algo que cree que ha quedado aclarado. El letrado ha dicho que la operación no afecta de manera automática al juicio por el caso Nóos porque ya está en marcha, pero ha indicado que sí tendría consecuencias si retiraran la acusación en un gesto "de decencia", ya que la infanta quedaría absuelta.

Molins ha hecho estas afirmaciones después de que el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, haya sido detenido en una operación contra el sindicato y la Asociación de Usuarios de Banca (Ausbanc) por presuntamente formar parte de una trama que extorsionaba a entidades bancarias a cambio de no iniciar causas judiciales contra ellas.

La Policía Nacional acusa al sindicato de ofrecer a dos entidades bancarias, entre ellas La Caixa, retirar la acusación contra la Infanta Cristina en el caso Noós a cambio de cobrar tres millones de euros, han informado fuentes de la investigación.

Miquel Roca no aceptaría nunca un acuerdo extrajudicial sobre la infanta

Por su parte, el abogado de la infanta Cristina Miquel Roca ha asegurado que no ha "contemplado, ni contempla ni contemplará nunca una solución al margen de la sede judicial" en el caso Noos que juzga a la infanta. En declaraciones a los periodistas, tras la detención de los responsables del sindicato Manos Limpias, los únicos que ejercen la acusación popular contra la infanta en el caso Noos, Roca ha explicado que se limitaron a poner en conocimiento de las autoridades judiciales y la policía el contenido de una conversación que tanto en el ámbito profesional como deontológico le "incomodaba".

Roca ha evitado calificar esta conversación de intento de extorsión porque, ha dicho, "no me corresponde a mí hacerlo, sino a la justicia". "Quiero que entiendan que a nosotros lo que nos interesa es que haya una resolución judicial (del caso Noos), no contemplamos una solución extrajudicial". "No nos hemos planteado jamás -ha asegurado Roca- que esto se solventase fuera de sede judicial y nunca me ha gustado opinar sobre la decisión de la Justicia y no lo haré ahora". "Comunicamos a la autoridad y a la policía el contenido de una conversación para que tuvieran conocimiento que a mi entender profesional o deontológico era algo que me incomoda y a partir de ahí ahora está en manos judiciales", ha añadido Roca, que ha evitado en todo momento pronunciar la palabra extorsión.

A preguntas de los periodistas para que concretase el contenido de la conversación, Miquel Roca ha dicho: "Teniendo conocimiento de una conversación de terceras personas que podría ser una pretensión de solucionar el caso al margen del juicio, esta actuación es lo que se pone en conocimiento de las autoridades, nada más". "Yo no lo quiero calificar (el contenido de la conversación), yo sólo expongo los hechos y ya los calificará quien le corresponda", ha añadido el letrado.

"Lo que quiero que quede muy claro es que ni antes, ni ahora, ni nunca aceptaremos una solución a este tema al margen de la justicia. No contemplo, ni he contemplado jamás ninguna solución al margen de la sede judicial y todo lo que se haga al margen será comunicado porque tengo plena confianza en la administración de justicia", ha reiterado Miquel Roca. El abogado de la infanta Cristina de Borbón ha concluido: "Sólo queremos una resolución judicial en este tema, los que pretendan de nosotros otra cosa se han equivocado".

A la salida de la sesión del juicio del caso Nóos celebrada este viernes en Palma, el también abogado de la infanta Jaime Riutord ha coincidido con Roca en que no quiere que el caso Nóos acabe con una sentencia extrajudicial. Ha subrayado que su deseo es "que sea en este procedimiento en el que se esclarezca la verdad de lo acaecido y que este procedimiento termine mediante sentencia". Ante la pregunta de si la defensa de la infanta prefiere que se mantenga la acusación contra doña Cristina hasta el final, Riutord ha respondido: "Obviamente". "Nuestra posición es que esta sentencia sea absolutoria para los intereses de nuestra patrocinada, pero que finalice mediante sentencia y que no haya ninguna maniobra o ningún extremo extraprocesal, extramuros de este procedimiento, que pueda dar lugar al archivo de este procedimiento, y que se resuelva mediante sentencia", ha insistido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios