"Debemos mirarnos en el espejo de Europa para reformar la ley del aborto"

  • El político valenciano defiende las decisiones del Gobierno en la crisis del aceite adulterado y conserva intacta su pasión por la ciencia, el trampolín que le llevó a la política con el aval de su "amigo" Chaves

Bernat Soria Escoms (Carlet, 1951) mantiene la frescura del científico de prestigio que hace dos años se convirtió en político, al frente del Ministerio de Sanidad y Consumo, y también el sentido del humor: "Soy de los pocos que ha hecho la carrera en sentido inverso de una forma tan rápida y con un éxito tan notable de pérdida de credibilidad". También deja claro su compromiso con la tierra que le acogió: "Me importa todo (España), pero Andalucía mucho".

-Nacido en un pueblo valenciano, diputado por Alicante. También tiene algo de andaluz, ¿no?

-De andaluz tengo bastante. En Andalucía tengo mi grupo, mi laboratorio, y continúo siendo catedrático extraordinario de Medicina Regenerativa de la Pablo Olavide. Me importa todo (España), pero Andalucía mucho.

-A punto estuvo de encabezar la candidatura del PSOE por Cádiz en las últimas generales, ¿no?

-Pensaba que eso era secreto. (Risas).

-¿Chaves es su padrino político?

-Es mi amigo, y lo respeto mucho. Tiene un gran sentido de Estado, y le pido consejo muchas veces.

-¿Ha merecido la pena abandonar el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa para ponerse al frente de un Ministerio descargadito de competencias?

-A nivel personal y profesional no lo vivo bien: me continúa atrayendo mucho el laboratorio. Como ciudadano y como español, la posibilidad de formar parte de un Gobierno como ministro de Sanidad es un honor y una oportunidad. Además, no es cierto que esté descargadito de competencias. Hay muchísimo trabajo y una gran responsabilidad, y se gestiona indirectamente el presupuesto más grande de este país: 60.000 millones.

-A principios de junio, anunció en el Congreso un gran Pacto sobre Sanidad. ¿La transferencia en bloque de las competencias sanitarias a las comunidades incapacita al Gobierno para orientar la política sanitaria?

-Una vez que en 2002 se terminó la transferencia de competencias a las comunidades es cuando es más necesario que el Ministerio ejerza una labor de coordinación. Eso es lo que persigue este pacto.

-La reforma de la financiación autonómica que pretende Solbes recibió muchas críticas en el último Consejo de Política Fiscal. ¿Cuánto calcula que necesitan las comunidades en materia sanitaria?

-Puedo hablar de gasto. El Sistema Nacional de Salud cuesta 60.000 millones.

-Más de los 3.000 millones que ofreció Zapatero en la última Conferencia de Presidentes…

-Los ingresos adicionales a la financiación autonómica que han recibido las comunidades desde la Conferencia de Presidentes están en torno a los 9.000 millones. Esa cantidad reflejaba el déficit de las comunidades al haber aumentado el gasto sanitario por efecto del incremento de población y su envejecimiento así como la incorporación de nuevas tecnologías diagnósticas y terapéuticas. A pesar de eso, el gasto es muy eficiente y genera una cantidad de servicios que sitúa el Sistema de Salud entre los mejores del mundo. Otros países que dedican más dinero no ofrecen mejores servicios.

-¿Habrá ley de plazos sobre el aborto en esta legislatura?

-El congreso federal del PSOE se pronunció a favor de profundizar en la reflexión, y ésta puede llevar, si no a una ley de plazos, a una combinación entre ésta y el modelo que tenemos. En cualquier caso, debemos mirarnos en el espejo de Europa y buscar soluciones similares.

-¿La doctrina de 1985 del Constitucional no dificultará la reforma legal?

-Hay una situación que permite el debate para llegar a un consenso dentro de los límites de la Constitución.

-¿Ha promovido su Ministerio la divulgación del documental Las alas de la vida, sobre el doctor Carlos Cristos?

-A Carlos Cristos, a quien conocí personalmente, hay que agradecerle la valentía con la que se enfrentó a una enfermedad neurodegenerativa cuyo final fue la muerte. A todos los que defendemos la muerte digna a través de los cuidados paliativos nos ha regalado un documento lleno de alegría de vivir y de saber enfrentarse a la muerte. Compramos los derechos del documental y lo estamos distribuyendo.

-¿El caso del hospital Severo Ochoa de Leganés ha perjudicado o beneficiado los objetivos de la estrategia de cuidados paliativos?

-Ha sacado a la luz una situación concreta. Buscamos que cualquier ciudadano que tenga que enfrentarse a esa situación la viva de la mejor manera, sin sufrimiento.

-¿Qué conclusiones sacó de la crisis del aceite de girasol adulterado con hidrocarburos procedente de Ucrania?

-Es muy difícil tomar decisiones en el mismo momento en el que aparece esta alerta. Con los datos que tenemos ahora creo que se actuó correctamente.

-El último mapa epidemiológico municipal del cáncer señala a tres zonas de Andalucía -bahías de Algeciras y Cádiz y Huelva- con indicadores de cáncer más elevados de lo normal. ¿Puede el Ministerio corregir esa situación?

-En octubre espero tener un mapa de indicadores de salud sobre toda España, con datos secuenciales, de forma que vamos a poder ver cómo evoluciona una patología anualmente.

-¿Puede adelantar algún dato en relación con Andalucía?

-No está concluido. Sí le puedo adelantar que tiene 110 indicadores de salud, cuando otros países llegan sólo a 40. Hay una enfermedad llamada pobreza y, por razones históricas, las regiones con la renta per cápita más baja suelen tener indicadores de salud peores. Lo importante no es la foto fija, sino ver la evolución de los datos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios