las claves

Don Juan Carlos cumple 80 años durante 365 días

  • Celebración. Don Felipe quiere que los actos en honor a su padre subrayen su papel en el impulso de la democracia y su Jefatura de Estado durante los 40 años más prósperos y pacíficos del país

Don Juan Carlos cumple 80 años durante 365 días Don Juan Carlos cumple  80 años durante 365 días

Don Juan Carlos cumple 80 años durante 365 días

Alas pocas semanas de la abdicación del Rey Juan Carlos el 19 de junio de 2014, padre e hijo llegaron al acuerdo de que el primero tuviera un nuevo despacho, en el Palacio Real; el utilizado durante 40 años en La Zarzuela lo ocupaba ya don Felipe y, aunque había espacio suficiente, decidieron que, por razones de discreción de las visitas de uno y otro monarca, era más conveniente que sus actividades institucionales se produjeran en Zarzuela y Palacio.

Se transformó una sala para acoger a don Juan Carlos, que quiso que su hijo fuera de los primeros en conocerla. Don Felipe hizo un comentario espontáneo de admiración -"más grande que el mío"- porque efectivamente lo era y además el marco incomparable del Palacio Real convertía el nuevo refugio del Rey emérito en una estancia excepcional.

Desde entonces, don Juan Carlos se traslada a Palacio cada vez que se encuentra en Madrid, poco tras abdicar porque por primera vez disponía de tiempo libre y podía responder a las numerosas invitaciones de amigos de todo el mundo. En estos años quiso conocer a personas de todos los ámbitos que le parecían interesantes, disfrutar de su pasión por la fiesta de los toros eligiendo el cartel y no que le fuera elegido, hacer recorridos gastronómicos por España y recuperar la afición a la vela.

Su amigo Pedro Campos puso a su disposición un velero para competir con los clásicos de 6 metros. Acondicionado para que pudiera empeñarse como patrón medio encajonado de forma que quedaba sujeto, ya que sus operaciones de cadera le impiden moverse con soltura, la vela se convirtió en una pasión en los dos últimos años, decidido a ganar el Mundial de Vancouver en septiembre de 2017.

Viajaba todos los meses a Sanjenjo para entrenar con su equipo y cuando llegó el campeonato... lo ganaron. Era la primera vez que el Rey ganaba un Mundial y su euforia fue absoluta. Sin embargo, no tuvo excesivo eco la victoria en los medios, pero don Juan Carlos demostró su orgullo y lo que significaba para él aquella victoria cuando convirtió la fotografía de la gesta canadiense en su christmas navideño.

la pascua militar

A lo largo de estos cuatro años la relación entre los dos reyes ha sido continuada e intensa. Han cambiado impresiones de todas las cuestiones relevantes, sobre todo la relacionada con el independentismo catalán, ante el que han mantenido una posición idéntica y firme defendiendo la unidad de España y la paz social en Cataluña. Sólo hubo un momento incómodo en ese tiempo, cuando se conmemoró el 40 aniversario del 15-J, la celebración de las primeras elecciones democráticas, en el Congreso.

Regresó a Madrid desde Sanjenjo un par de días antes, pero decidió no acudir en el último momento para expresar su descontento porque el protocolo no le asignó el lugar que creía adecuado. Él mismo provocó que se conociera su incomodidad y no ocultó que creía que el interés por relegarlo a un segundo puesto tenía su origen en el equipo de Don Felipe.

Durante unos días se dispararon los rumores sobre un distanciamiento entre los reyes y es probable que efectivamente lo hubiera. Pero esa situación quedó atrás tras una conversación que mantuvieron antes de marcharse de vacaciones de verano. La prueba es que ha sido idea de Felipe VI celebrar los 80 años de su padre con todo un año de homenajes en distintos escenarios y circunstancias.

El primero se visualizó ayer, fecha en la que se celebra la Pascua Militar. El rey Felipe pidió a sus padres que participasen en ese acto, el más importante de la familia militar. Tiene además una connotación muy especial: fue en la última Pascua Militar del Rey Juan Carlos, en enero de 2014, cuando pronunció un discurso dubitativo, por problemas de luz y porque se traspapelaron los folios -versión oficial- , circunstancia que provocó que el Rey emérito asumiera por primera vez que quizá tenía que aceptar que por el bien de la Corona debía abdicar y dar paso a su hijo, al que por otra parte consideraba perfectamente preparado para hacerse con las responsabilidades de la Jefatura del Estado.

La idea de don Felipe es que los actos en honor a su padre que se celebrarán a lo largo de 2018 sirvan para recordar cuál ha sido su papel en la construcción de la democracia española, además de poner de relieve que ha sido jefe de Estado durante los 40 más prósperos y pacíficos de la historia de España.

milagro de transición

40 años que la izquierda actual trata con desdén, por no decir desprecio, y que parte de la generación de jóvenes españoles no ha tenido el menor interés en descubrir. Coincide el aniversario con la reivindicación republicana de la izquierda más radical así como de los independentistas, lo que no sería reprobable siempre que se hicieran respetando las reglas de la democracia. Y sobre todo, sin tergiversar los hechos y reconociendo el papel que han jugado determinados personajes en la España que surgió tras la muerte de Franco, con un rey Juan Carlos que puso en marcha el modelo democrático que había diseñado desde mucho antes de su proclamación, con la colaboración fundamental, y relevante, de un puñado de políticos que, como el propio monarca, estaban decididos a anteponer los intereses de los españoles a cualquier otra circunstancia.

Políticos que en muchos casos habían sido contactados directamente por el príncipe Juan Carlos en los últimos años del franquismo, o a través de una persona interpuesta -Nicolás Franco Pascual del Pobil, Manuel Prado y Colón de Carvajal, José Mario Armero-, a las que pidió un voto de confianza para, una vez muerto Franco, le dieran un tiempo para gestionar la situación y preparar las reformas con las que construir el futuro democrático que habían diseñado él mismo y su tutor y luego asesor, Torcuato Fernández Miranda.

Este año de homenaje a un Rey que cumple 80 debería servir para que los españoles interesados en conocer su trayectoria tuvieran oportunidad de revivir hechos promovidos por don Juan Carlos y que convirtieron la Transición en un orgullo y una iniciativa asombrosa en el escenario internacional, donde se hablaba del "milagro español". La legalización de todos los partidos un año y medio después de 40 años de dictadura y la celebración de unas elecciones democráticas, el regreso de los exiliados y el reconocimiento público de su sacrificio, la reconciliación de las dos Españas, el inicio de un proceso constituyente por deseo del Rey aunque sabía que recortaba sus poderes, casi omnímodos antes de que se aprobara la Constitución. Y el nacimiento de una España nueva tras una guerra civil que la rompió en dos y 40 años en los que hubo estabilidad y desarrollo económico... pero faltó libertad.

De todo ello fue impulsor el Rey que cumple ahora 80 años. Monarca con sombras, mayormente en el plano personal, pero con luces que le harán pasar a la historia como unos de los reyes más importantes de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios