"Expo 2008 pretende ser el referente mundial contra el problema del agua"

  • El dilema sobre los usos del agua y el desarrollo sostenible será el hilo conductor de la primera muestra internacional temática, que acogerá Zaragoza a partir del próximo mes de junio y hasta septiembre

Comentarios 0

Expo Zaragoza 2008 pretende anclar su mensaje en el tiempo sobre la concienciación del problema hídrico, en creciente ascensión socio-mediática, más allá de los tres meses de vigencia de la muestra. A poco más de seis meses para la inauguración, la capital aragonesa ultima el acondicionamiento de los pabellones, que visitarán más de cinco millones de personas.

-En diciembre acaban los plazos para la finalización de la obra, ¿cuánto queda por construir?

-Los pabellones de los participantes ya están finalizados y respecto al resto aún quedan algunas cosas pendientes.

-¿Llegarán a tiempo?

-Sí, estamos en el plazo.

-¿Cuál es la obra que más dificultades entraña?

-El Pabellón Puente, la obra emblemática de la Exposición junto con la Torre del Agua y el Acuario.

-Al ser la primera muestra temática internacional sobre el agua y desarrollo sostenible, se van a convertir en un referente...

-La elección del tema de la exposición fue un acierto cuando lo plantearon y hoy es una especie de clamor general. Los medios os habéis encargado de que la sociedad sepa que los problemas del agua existen y que hay que resolverlos, y a este respecto hay un cambio cultural en general a la hora de hacer las cosas.

-¿Cuál es el objetivo de la muestra a largo plazo?

-Tenemos cifrado en tres los objetivos: informar, formar y divertir. La información la soportan el contenido de los pabellones, ya sean los pabellones temáticos ya los de los participantes, que nos contarán cuáles son los problemas que tienen en sus países y cómo les hacen frente. A la vista de todo esto, la formación la soporta un instrumento que es novedoso: la tribuna del agua, dirigido a un público más preocupado y que se trata de una percha en la que colgaremos diferentes eventos, algunos de los cuales ya han empezado ya porque forman parte de la promoción. Pretendemos que a través de este proceso de sedimentación de ideas podamos sacar los estractos de la esencia y que nos permita elaborar un documento de síntesis que sirva de referente del mundo de las ideas que aporta cada uno ante este problema y que permita que Zaragoza sea el referente del futuro. Precisamente, en Zaragoza se acaba de instalar la oficina de la ONU sobre el agua, la única que existe sobre este problema. Y el tercer objetivo es la diversión: queremos que la gente se divierta, queremos vender esperanza y no angustia.

-La creciente concienciación contra el cambio climático, ¿facilitará una acogida más entusiasta de la muestra?

-Yo creo que sí porque es un camino inexorable. Éste no es un problema político sino de toda la sociedad y hay que convencerse de que tenemos que hacer las cosas de otra manera.

-Países tan significativos en materia hídrica como EEUU, Reino Unido, Canadá, Holanda e Israel faltarán a la muestra. ¿Por qué?

-Hago un balance y observo que ninguno de esos países son los más avanzados en la tecnología del agua. Siempre nos creemos a la cola de todo pero aquí estamos a la cabeza.

-¿Debilitan estas ausencias el objetivo final de la muestra?

-Es malo que el primer país del mundo no esté presente pero no lo es tanto. Respecto del Reino Unido e Israel, aún no hemos perdido la esperanza de que vengan.

-¿Han mirado al retrovisor de la Expo Sevilla '92?

-Lo hemos hecho permanentemente.

-¿Y qué enseñanzas han extraído de esa experiencia?

-Hemos encontrado enseñanzas positivas y negativas, dicho sea sin ninguna connotación negativa, lo mismo que cuando alguien mire al retrovisor de Zaragoza sacará enseñanzas positivas y negativas. Y por una razón: porque estos proyectos van a tal velocidad que les falta algo reflexión. Respecto de Sevilla hemos aprendido básicamente a mejorar el aspecto de la pos-Expo. Hemos trabajado con un ojo puesto en la Expo y otro en la pos-Expo.

-¿Tienen atada la pos-Expo?

-Sí, atada pero no vendida. Está atada la pos-Expo en los pabellones temáticos, los inconos de la Expo, como el Pabellón Puente, la Torre del Agua y el Acuario Fluvial, el más grande de Europa, en donde operará un concesionario. Por otro lado, los pabellones de los países se recuperarán para hacer un parque empresarial e, incluso, hay un aparcamiento pensado para la pos-Expo, y que en la Expo servirá de logística de mantenimiento. Dedicaremos año y medio a acondicionar estas construcciones.

-La mayoría de los pabellones han nacido, por tanto, con vocación de permanencia, ¿ha jugado un papel protagonista la arquitectura orientada a interactuar con el entorno?

-Sin duda alguna porque nosotros, como te decía, siempre hemos pensado en la pos-Expo.

-El carácter concienciador de la muestra combina con el lúdico. ¿Cuántos espectáculos habrá?

-Unos 3.000. Los habrá para niños, de música clásica, de teatro, ...

-¿Y cuántos visitantes esperan recibir?

-Esperamos alrededor de cinco millones lo que equivale a seis o siete millones de visitas. La Expo de Sevilla, que duró seis meses, tuvo 24 millones de visitantes y cuarenta millones de visitas.

-¿Está preparada la ciudad para acoger tal avalancha?

-Hemos hecho un gran esfuerzo. Para que se haga una idea, antes de la Expo Zaragoza tenía entre 6.000 y 7.000 plazas, ahora se han duplicado.

más noticias de ESPAÑA Ir a la sección España »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios