El PP exige al Gobierno que "pase a los hechos" y vaya a por ANV

  • Blanco cree que "no es tiempo de papeles ni firmas" como el Pacto Antiterrorista y advierte al entorno 'abertzale' que ahora está más cerca de la ilegalización

El PP ha rescatado uno de sus recursos predilectos, la política antiterrorista, y su exigencia más recurrente de los últimos tiempos, la ilegalización de toda formación vinculada a Batasuna y ETA. La secretaria ejecutiva de Política Autonómica del partido, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó ayer que su partido apuesta por la derrota de la banda y que para ello "conviene pasar de las palabras a los hechos" y proceder a la ilegalización "sin demora" de ANV y del PCTV.

Sáenz de Santamaría respondía así al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, quien afirmó horas antes que, tras el último atentado de ETA, "no es tiempo de papeles ni de firmas" de acuerdos como el Pacto Antiterrorista, sino de "trabajar diariamente desde la unidad" para acabar con la banda terrorista. En opinión de la dirigente popular, es necesario dar un "mensaje claro y contundente a ETA de boca de la democracia" y tomar medidas concretas. Además, hay que dejar "bien claro" a la banda terrorista que "no se va a negociar con ellos y que el único camino que les espera es la cárcel", añadió.

Respecto al acuerdo del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, de estudiar "nuevos instrumentos" para mejorar la ya "magnífica" colaboración contra ETA, como la intensificación de los equipos de investigación conjuntos, Sáenz de Santamaría señaló que en la derrota de la banda terrorista la cooperación internacional es esencial.

Desde el otro bando, Blanco advirtió que no dará "ninguna razón" al PP para romper la unidad que se ha logrado tras el atentado del pasado sábado, y tratará de que esa unidad "se mantenga por encima de cualquier otra cosa". En una entrevista a Efe, el número dos del PSOE no quiso aventurar cuál será la actitud del PO en los próximos meses y si utilizará el terrorismo como arma electoral, pero subrayó de que los ciudadanos "no comprenderían que cuando ETA está asesinando" no haya unidad.

Respecto al porvenir político de Acción Nacionalista Vasca, Blanco lanzó un serio aviso del cambio de actitud del Gobierno socialista al afirmar que el hecho de que dicha formación no haya condenado el atentado del 1 de diciembre "es un paso más en el camino hacia su ilegalización, porque la ley de partidos es muy clara: quien no condena los atentados no puede formar parte del juego democrático, no puede participar en las instituciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios