El PSOE enfría las expectativas de un pacto para apartar a Rajoy

  • Ábalos limita a una mera hipótesis un acuerdo para alcanzar La Moncloa junto a Podemos

  • El PP recuerda a Sánchez que debe "defender" España si quiere aspirar a la Presidencia

La sintonía entre el PSOE y Podemos para sacar adelante las cuentas en Castilla-La Mancha a cambio de integrar a dos miembros de la formación morada en el Gobierno de Emiliano García-Page no tiene por qué extrapolarse a nivel nacional, al menos por el momento, según palabras de José Luis Ábalos, secretario de Organización de los socialistas tras el regreso a la Secretaría General de Pedro Sánchez.

Ábalos precisó ayer que un Ejecutivo a nivel nacional con Podemos "no deja de ser una hipótesis de futuro" y negó que el pacto alcanzado en Castilla-La Mancha sea un primer paso para plantear una moción de censura contra Mariano Rajoy. "Son dos cosas distintas", recalcó en una entrevista en RNE, en la que limitó a una mera hipótesis lo dicho ayer por su compañero y portavoz del partido, Óscar Puente, sobre que "no es descartable un Gobierno PSOE-Podemos en el futuro".

El secretario de Organización restó importancia a la entrada del partido morado en el Ejecutivo de Page y señaló que la ausencia ya de bipartidismo hace necesario contar con "todas" las fuerzas políticas para sumar mayorías. "La relación con Podemos ha sido una u otra, pero eso no determina en absoluto la política nacional", dijo Ábalos, que insistió en circunscribir el pacto de Castilla-La Mancha "a ese ámbito exclusivamente".

Sobre la actitud de la presidenta andaluza y rival de Pedro Sánchez en las primarias socialistas, Susana Díaz, destacó la necesidad de remar todos en la misma dirección para que gane el conjunto del partido. "No gana quien esté instalado en la polémica de su partido (...) Es necesaria esa suma y el éxito será de todos", afirmó.

Mientras, el portavoz socialista, Óscar Puente, afirmó que "no es descartable un Gobierno PSOE-Podemos en el futuro" y dijo que el líder socialista, Pedro Sánchez, no se ha "podemizado", sino que "lo que ha hecho es no estar ciego, abrir los ojos a la realidad y tratar de dar una respuesta" a la sociedad. En una entrevista en El Economista, Puente ve una "muestra de inteligencia" la rectificación del presidente manchego al haber alcanzado un pacto con Podemos. Y, aunque señala que ahora la suma no da para formar uno a nivel nacional con Podemos, no lo descarta. "No es posible, pero no es descartable, igual que no lo son gobiernos de coalición con otras fuerzas políticas", resaltó.

A su juicio, Mariano Rajoy "parece que está teniendo apoyo suficiente para aprobar los Presupuestos de 2018 y va a intentar agotar la legislatura". Además de la rectificación de Page, el portavoz del PSOE también valora la marcha atrás de otros barones territoriales como el valenciano Ximo Puig y el extremeño Guillermo Fernández Vara.

El PP atizó desde Málaga al secretario general de los socialistas. Su vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, dijo al líder del PSOE que quien "no defiende la unidad de España no puede aspirar al Gobierno" del país, añadiendo que en este país "los extremistas no ganan elecciones". Incidió en que "si el PSOE no apuesta por la unidad de España está renunciando a ser alternativa de Gobierno". En este sentido, reclamó a Sánchez que se piense "mucho" el llevar a cabo una "estrategia compartida" con PP y Ciudadanos para "defender la soberanía nacional frente a los independentistas" de Cataluña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios