El juez del caso Palau registra las casas de Millet y de su mano derecha

  • El instructor del saqueo del Palacio de la Música busca el rastro del dinero expoliado

El juez que instruye el saqueo del Palau de la Música ordenó ayer una entrada y registro en los domicilios de sus ex responsables Félix Millet y Jordi Montull, en busca de documentación útil para averiguar el destino del dinero expoliado y de bienes de valor que les permitan garantizar la fianza exigida.

Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), los registros en la casa de Félix Millet en L'Ametlla del Vallés (Barcelona) y la de Montull en Teiá (Barcelona) los llevaron ayer a cabo efectivos de la Policía Judicial por orden del juez instructor, Josep Maria Pijuan, que dirigió in situ la entrada en el domicilio del ex presidente del Palau.

El objetivo de la entrada en los domicilios de los dos principales imputados por el saqueo del Palau, que nunca habían sido registrados, es intervenir documentos que puedan ser de utilidad para averiguar el destino del dinero expoliado, ya que, según razona el juez en un auto, hasta ahora sólo se ha podido saber dónde fue a parar la mitad de los 30 millones defraudados de la entidad.

Con esta intervención, el juez pretende también incautarse de dinero en efectivo y otros bienes de valor, como obras de arte, que permitan a los imputados garantizar la responsabilidad civil exigida por el desfalco, que se elevaría a unos 40 millones de euros.

El magistrado considera justificada la entrada y registro en el domicilio de Millet y Montull, cuando la investigación de la causa está llegando a su recta final, pero admite que esa diligencia "razonablemente habría dado mejor resultado" de haberse realizado al inicio de la instrucción.

En el caso de Félix Millet, el juez detalla en su auto que quien fuera máximo responsable del Palau de la Música durante cerca de 30 años ha aportado al juzgado una fianza de 4,2 millones de euros, a los que debe sumarse el valor de los bienes que se le incautaron el pasado mes de marzo, estimado en otros 12,5 millones.

Esa cantidad consignada por el imputado, según el instructor, "no alcanza la cifra de 30 millones de euros en que, prudencialmente, se ha fijado la presunta responsabilidad civil" de Félix Millet, lo que incluye los 24 millones del desfalco y los otros 6 que supuestamente se desviaron a través del Palau como presunto pago de comisiones de la constructora Ferrovial a CDC.

Además, recuerda el juez, esos 30.000 millones de responsabilidad civil deben incrementarse en un tercio como establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por lo que la cifra a exigir a los imputados alcanzaría los 40 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios