Rajoy defiende la seguridad de España desde una de las bases más lejanas de la OTAN

  • El presidente realiza una gira de dos días a las misiones militares de la Alianza en el Báltico, con su primera parada en Estonia

Mariano Rajoy subrayó ayer durante su visita a las tropas españolas desplegadas en Estonia que la seguridad de España y de toda la Unión Europea también dependen de la seguridad del resto de países que integran la Alianza Atlántica. El jefe del Ejecutivo aterrizó ayer a la base de Amari, en Estonia, acompañado por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para conocer el trabajo de los 130 efectivos del Ejército del Aire que participan en esta operación de la OTAN de vigilancia del espacio aéreo del Báltico.

Desde que comenzó la misión el pasado mayo, los militares españoles han realizado un total de 18 operaciones reales de interceptación de aeronaves rusas. Se trata de aparatos que habían invadido el espacio aéreo europeo, desviado de su plan de vuelo o no estaban identificadas, según explicaron fuentes militares.

El primer A-Scramble, como se llaman estas operaciones en el mundo militar, se desarrolló a mediados de mayo, cuando dos de los cinco F-18 españoles desplegados en Amari interceptaron un caza ruso que volaba cerca de la costa de Estonia sobre aguas internacionales sin comunicar por radio.

Rajoy agradeció su labor a los efectivos desplegados en la misión e insistió en que, aunque Estonia sea uno de los países de la OTAN más alejados de España, "sus intereses de seguridad están también en la solidaridad de los aliados y el cumplimiento de los compromisos internacionales".

"Hay quien podría pensar que está también alejado de nuestros intereses nacionales. Pero les digo que no es así", remarcó enfatizando que los militares que protegen el espacio aéreo del Báltico contribuyen "a una Europa y una España más seguras". Además de las 18 actuaciones reales de policía aérea, los F-18 han realizado 63 misiones de entrenamiento y otras 19 de adiestramiento.

A su llegada a la base aérea, el líder del Ejecutivo fue recibido por Teresa Orjales, la embajadora de España en Estonia, y por el teniente coronel José Ramón Asensi, jefe del contingente. Después, escuchó las explicaciones sobre la situación de la misión del jefe del contingente. Posteriormente, se reunió con el primer ministro de Estonia, Jüri Ratas, que desempeña durante el segundo semestre de este año la presidencia de turno de la UE.

España ya ha participado en varias ocasiones en esta misión de la OTAN, la última el pasado año cuando el destacamento Vilkas se desplegó cuatro meses, entre enero y mayo, en la base de Siauliai (Lituania), a unos 120 kilómetros de la capital, Vilna.

Rajoy continuará hoy su viaje en Letonia, donde hay otro contingente militar español, integrado por unos 300 efectivos del Ejército de Tierra, desplegado en una misión de disuasión de la OTAN.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios