Rajoy propone a Cameron crear un nuevo foro de diálogo a cuatro bandas

  • El presidente español condiciona la presencia de Gibraltar a que participe la comarca. Plantea al primer ministro británico retomar los contactos bilaterales sobre la soberanía.

Comentarios 32

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, planteó ayer al primer ministro británico, David Cameron, la creación de un "nuevo marco" de diálogo "efectivo" sobre el "principal" diferendo que mantienen España y Reino Unido, la disputa por la soberanía de Gibraltar.

En rueda de prensa al término de la entrevista entre ambos líderes, Rajoy informó de que había trasladado al premier británico la "absoluta disposición" del Gobierno español "al diálogo" con Londres sobre "todas las cuestiones" que les separan en esta materia así como su "voluntad de encontrar juntos un nuevo marco efectivo para tratar todas ellas" .

España ha propuesto a Reino Unido retomar las conversaciones bilaterales -suspendidas formalmente desde 2002- en torno a la soberanía del Peñón y crear un nuevo foro a cuatro bandas, con presencia de representantes de Gibraltar y del Campo de Gibraltar, para abordar el resto de asuntos que afectan a la colaboración del día a día, pero donde no se traten las cuestiones de soberanía sobre la Roca.

Esta postura, planteada a Londres en encuentros bilaterales anteriores, fue traslada ayer personalmente por Rajoy a Cameron, según confirmaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo español. Cameron no pudo contestar en público a la propuesta de Rajoy ya que canceló su participación en la rueda de prensa para regresar inmediatamente a Londres tras conocer el fallecimiento de la exprimera ministra de su país, Margaret Thatcher. Sobre esta pérdida, el Gobierno de Gibraltar expresó ayer su tristeza por la muerte de Thatcher, de la que resaltó su defensa de la soberanía británica de la Roca.

No obstante, en ocasiones anteriores el Gobierno británico ha reiterado por activa y por pasiva que nunca iniciará negociaciones formales con el Ejecutivo español sobre la soberanía de Gibraltar sin contar con el consentimiento del pueblo gibraltareño. Algo que repitió Cameron en una entrevista a El Mundo.  

En cuanto al foro a cuatro bandas, Gibraltar se opone al considerar que rebajaría el estatus que le concedía el foro tripartito creado con el anterior Ejecutivo socialista español, en el que se sentaba como una delegación propia y con capacidad de veto en la misma mesa que Reino Unido y España.

A pesar de la negativa británica a negociar con España sin tener el consentimiento previo de Gibraltar, Madrid y Londres iniciaron a finales del año pasado una serie de encuentros discretos, sin presencia de representantes de Gibraltar, para hablar de la protección medioambiental de las aguas en torno al Peñón, cuya soberanía ambos países se disputan.

Estas conversaciones buscan hallar fórmulas de cooperación para hacer frente al hecho de que la UE reconozca a ambos países competencias medioambientales para proteger sendos espacios naturales marítimos que engloban las mismas aguas en disputa que rodean Gibraltar.

La visita de ayer de Cameron a Madrid ha sido la primera de un premier británico a España desde octubre de 2006, cuando el inquilino de Downing Street era el laborista Tony Blair. Su sucesor, Gordon Brown, aunque se reunió en numerosas ocasiones con José Luis Rodríguez Zapatero, nunca llegó a pisar España, ya que era poco dado a viajar al extranjero y su mandato estuvo muy centrado en la política interna y la economía.

España recibió en cambio en la primavera de 2011 una visita oficial del Príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles. 

El encuentro de ayer lunes no ha sido el primero entre Rajoy y Cameron. El jefe del Ejecutivo español viajó a Londres en febrero del año pasado y se reunió con Cameron en el número 10 de Downing Street, con la economía y Gibraltar como temas principales. 

Rajoy calificó de "magnífico" el estado por el que atraviesan las relaciones bilaterales y estratégicas entre ambos países y subrayó que Cameron acostumbra a pasar las vacaciones en España, como hacen cada año 14 millones de británicos, lo que contribuye a profundizar en un mejor conocimiento mutuo.

También aseguró que los dos países trabajan por reforzar aún más los "estrechos" vínculos económicos que ya mantienen ambas naciones. Reino Unido es el segundo inversor bruto en España y el cuarto receptor de inversión directa bruta procedente de nuestro país.

El diputado del PP José Ignacio Landaluce, antes de producirse el encuentro, resaltó ayer la importancia que le da Rajoy a la cuestión de Gibraltar. Así, se mostró convencido de que en la agenda del encuentro estarían presentes aspectos como la disputa de las aguas, el conflicto con los pescadores o el bunkering por parte del Peñón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios