Sánchez admite el "desánimo" de parte del electorado socialista

  • El líder del PSOE tiene como "desafío" la "activación" de sus votantes potenciales. Aconseja a Iglesias que defina "si su programa es el del Partido Comunista o el pro referéndum de En Comú".

Comentarios 15

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reconocido este lunes que su "desafío" en las próximas elecciones del 26 de junio es la "movilización" del electorado socialista que está "desanimado" después de estos últimos meses. 

"El desafío para los socialistas es la participación", ha afirmado Sánchez, en una entrevista en Onda Cero, cuando se le ha preguntado por las encuestas conocidas en los últimos días, según las cuales Unidos Podemos adelantaría al PSOE en los próximos comicios. 

A juicio del líder del PSOE, la clave está en "el grado de movilización de los distintos electorados". "El de Iglesias está movilizado; el del PP está menos, pero más que el del PSOE. Lo que tenemos que hacer es movilizar al electorado", ha insistido.

Por el "bloqueo" sufrido

Y es que ha reconocido que el electorado del PSOE "en parte, una parte menor, pero sí importante de cara a las elecciones, está desanimado" porque este partido es el que "más ha hecho por intentar formar un gobierno de cambio" después del 20D y sufrió "el bloqueo" del PP y de Podemos. 

Por eso, ha explicado que su estrategia en la campaña que empezará el próximo viernes es "trabajar y animar" a su electorado para "convencerlo de que es imprescindible que participen en las elecciones del próximo 26 de junio" porque el gobierno está "muy cerca" y se le puede "dar sentido al cambio". 

En cualquier caso, Sánchez se ha mostrado convencido de que el PSOE está "en condiciones de ser primera fuerza" el próximo 26 de junio "al menos" de "disputarle" este puesto al PP. A su juicio, los sondeos que se están publicando son sólo una "foto fija" del momento, pero no tiene "por qué ser la profecía que se cumpla". 

De hecho, ha recordado que antes de las elecciones de diciembre había estudios de opinión que daban al PSOE 70 escaños -20 menos de los que tuvo- y que les situaban incluso como cuarta fuerza política. El mismo 20 de diciembre, ha remachado, se decía que los socialistas iban a ser terceros. 

Así, y aunque ha asegurado que asume la "responsabilidad" de estos sondeos, ha insistido en que el PSOE puede ganar los comicios si salen a votar todos los socialistas que les apoyaron el 20D y aquellos que "se quedaron en la abstención o votaron a Podemos" pensando que este partido iba a "ayudar" al PSOE a gobernar. Porque, además, ha remachado, los sondeos también indican que el presidente del PP, Mariano Rajoy, "no va a poder gobernar el país", porque "en un panorama tan fragmentado, ningún partido político ha dicho que vaya a apoyar al PP" para que su candidato sea investido, algo que ha descartado de plano que el PSOE vaya a hacer. 

De esta manera ha insistido en que tiene que ser "la primera fuerza política para que los que dijeron no al PSOE" después del 20D, ahora "no tengan más remedio que decir que sí" a un candidato socialista en La Moncloa. 

"Lo importante es que el electorado socialista sea consciente de que tenemos una oportunidad de cambiar la historia del país, de cambiar un mal gobierno, y sacar a España del bloqueo en el que le han sumido el PP y el señor Iglesias", ha remachado.  

Consejos a Iglesias

Sánchez ha instado Iglesias a definirse y explicar cuál es el proyecto político que "representa", porque, ha dicho, hay "muchos españoles", que no saben si es el de IU, el del Partido Comunista, que aboga por salir del euro, o el de En Comú Podem, a favor del referéndum de autodeterminación. 

El secretario general del PSOE ha recalcado que su formación no ofrece un "cambio sin sentido" a los españoles y ha avisado de que los proyectos políticos no pueden ser "un conglomerado de siglas" ni "el sumatorio de distintos programas electorales" que es lo que, a su juicio, se está viendo en Unidos Podemos. Por eso, ha pedido directamente a Iglesias que "se defina". "¿Cuál es su programa electoral del señor Iglesias? ¿El de En Comú Podem, el de IU o el Partido Comunista? Hay que ser mucho más claro", ha remachado Sánchez, que ha subrayado que el del PSOE es "un proyecto conocido, socialdemócrata, que enraiza con la socialdemocracia europea y es lo que necesita España". 

Sánchez ha asegurado que después de las elecciones del 20 de diciembre habría intentado un acuerdo sólo con Podemos si la suma de sus escaños hubiera permitido un gobierno de izquierdas y ha explicado que los pactos después del 26 de junio los determinarán los resultados de las urnas. Eso sí, ha apuntado que él no vio a Iglesias "con muchas ganas de entenderse" con él y ha insistido en que, antes de nada, debe aclarar si para él el referéndum de autodeterminación es una condición imprescindible, porque, en ese caso, será "imposible" llegar a un acuerdo, porque el PSOE no va a aceptar "la fragmentación" de España. 

De hecho, ha recalcado que en las conversaciones de los últimos meses con el partido morado "el problema no fue el PSOE", fue que Iglesias "planteó como línea roja su vicepresidencia y el derecho a la autodeterminación de Cataluña, País Vasco y Galicia". Por su parte, ha explicado que su propuesta de un pacto político con Cataluña, "idéntica" a la declaración de Granada que aprobó el PSOE en julio de 2013, es "la única solución constitucional" que está ofreciendo un partido para solucionar la crisis con Cataluña. 

Así, y aunque ha explicado que el PSOE establecerá su estrategia una vez vea "qué dicen los españoles", Sánchez ha dejado ver que las líneas generales de la resolución política que aprobó su Comité Federal el pasado 28 de diciembre sigue siendo válida. 

Porque, ha recalcado, el PSOE no va a aceptar el derecho de autodeterminación ni va a pactar con independentistas como, ha dicho, ha demostrado él mismo durante los últimos meses. "Yo hoy podría ser presidente del Gobierno y no lo soy porque entiendo que el cambio que merecen los españoles es distinto", ha dicho. Mientras tanto, y por lo que se refiere al PP, ha asegurado que la postura de los socialistas seguirá siendo "intentar liderar un gobierno alternativo" al del partido de Mariano Rajoy. 

"Pudieron los vetos nominales"

Sánchez ha recalcado que su planteamiento es hablar de políticas y así será su campaña, ha dicho, mientras otros hablan de siglas y de sillas. De hecho, ha remachado que en el debate que protagonizaron este domingo los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, se pudo ver que en las negociaciones después del 20-D "pudieron los vetos nominales" por encima de la posibilidad de llegar a acuerdos sobre "las políticas comunes" que podían tener los tres partidos. Además, ha subrayado que los españoles están "cansados del 'y tú más' y ha asegurado que quiere debates "de soluciones, de guante blanco, propositivos", en vez de caer en "descalificaciones" como las que él ha dicho haber sufrido en los últimos meses, en los que incluso le acusaron de tener "las manos manchadas de cal viva". 

Así, ha vuelto a admitir que se equivocó "en la forma" al decir que Rajoy no es un político decente, pero ha defendido que no erró "en el fondo", porque sigue creyendo que el líder del PP "tenía que haber dimitido el día que se supo que su tesorero tenía una cuenta multimillonaria en Suiza". "Y lo sigo sosteniendo", ha dicho, para después añadir que es imprescindible que el PP pase a la oposición para que se regenere. 

Por otra parte, preguntado por las diferencias entre la Gürtel y la implicación de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el caso de los ERE en Andalucía, Sánchez ha afirmado que la diferencia es "fundamental" porque, entre otras cosas, los socialistas no van a ser juzgados "por haberse lucrado ni llevado un céntimo de euro". Y, además, ha remachado, ambos ya asumieron su "responsabilidad política" y dejaron sus escaños. "Ya me hubiera gustado a mí que Rajoy hubiera asumido esa responsabilidad", ha dicho. 

El líder del PSOE ha evitado poner "la mano en el fuego" por estos dirigentes, porque, ha dicho, no le "gustan ese tipo de frases", pero sí ha garantizado que confía en la "inocencia" de ambos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios