El TSJC dice que "nadie está por encima de la ley aún escudado en votos"

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, advirtió ayer de que "nadie, ninguna persona, entidad u organización, por poderosa que se pretenda y aunque se escude en los votos, está por encima de la ley", lo que supone "el primer indicador democrático de un Estado".

En su intervención en el acto de jura de los 17 nuevos jueces destinados a Cataluña, Barrientos se refirió al "complejo momento político que vive Cataluña" y les recordó su papel de "garantes" del sometimiento de "todos, también de las instituciones, a la legalidad constitucional".

En ese sentido, proclamó que "tan sometido" al imperio de la ley se encuentra "el más alto dignatario como el último en llegar a la ciudadanía", lo que en su opinión supone "el primer indicador democrático de un Estado y el único marco que asegura una convivencia pacífica".

El acto judicial coincidió con la decisión del Parlament de querellarse contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, una iniciativa que ha causado malestar en la cúpula judicial de Cataluña, que considera que con esa estrategia la Cámara catalana opta por la vía de la máxima confrontación, según expusieron a Efe fuentes jurídicas.

En su discurso, Barrientos hizo suyas las palabras que el pasado lunes dirigieron a los jueces de la nueva promoción el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y la directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, quienes elogiaron la "firmeza" e "independencia" de la Justicia española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios