Tributo a la Ertzaintza bajo el recuerdo de la "crónica negra" de ETA

  • Urkullu alude a "la radiografía dolorosa" que "no debe volver a ocurrir jamás", en el homenaje a los 15 agentes asesinados

Iñigo Urkullu presidió ayer en Vitoria el acto de homenaje a los agentes de la Ertzaintza fallecidos en acto de servicio y de entrega de condecoraciones al reconocimiento de la labor policial, donde recordó a los 15 ertzainas asesinados por ETA. "Son personas señaladas como objetivos. Ésta es la radiografía dolorosa, la crónica negra de lo que ocurrió y no debe volver a ocurrir jamás", afirmó.

La Academia Vasca de Policía y Emergencias acogió el acto anual de entrega de condecoraciones y de homenaje a los ertzainas que han protagonizado actuaciones de especial mérito durante los últimos meses, así como de recuerdo a quienes fallecieron en acto de servicio a lo largo de la historia de la Policía Autónoma Vasca. Urkullu señaló que "éste es un día especial de recuerdo, homenaje y agradecimiento. Este año, nuestro recuerdo y homenaje se enmarca en el informe sobre la injusticia padecida por el colectivo de ertzainas y sus familias a consecuencia de la amenaza de ETA".

Destacó el lehendakari que "este informe nos ha permitido conocer mejor y con mayor intensidad la amenaza que sufrió todo el colectivo y sus familias, el hostigamiento al que les sometió ETA y su entorno; ahondar en la experiencia vivida y en los aspectos subjetivos, personales, intransferibles, del sufrimiento padecido; y tomar conciencia de la vulneración de derechos a la que fueron sometidos por el simple hecho de ejercer esta profesión de servicio público".

En este sentido, manifestó que los testimonios aportados, "voluntaria y generosamente, por agentes y familiares son elocuentes". "Transmiten recuerdos y sentimientos vividos en primera persona, que permanecen a flor de piel; reflejan las heridas personales que les produjo la coacción y el acoso continuado; y sobre todo, ponen en valor el aspecto vocacional de esta profesión, la entereza y firmeza con que decidieron seguir siendo ertzainas, servidores públicos de seguridad", resaltó.

A pesar de las dificultades, los 80 años de la Ertzaintza y los 34 años de despliegue y consolidación han servido para que, hoy, la recuperación de la convivencia en paz y la seguridad "sean una realidad viva", indicó, para considerar "justo que reconozcamos la aportación de la Ertzaintza".

Para el jefe del Ejecutivo vasco, "éste es un día de recuerdo, homenaje y agradecimiento a quienes fueron asesinados por ETA".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios