Usabiaga lamenta la "falta de ambición" del independentismo vasco

  • Otegi recibe al ex líder 'abertzale' al salir de prisión

  • El PP reprueba que llamen "héroes" a los presos

Dirigentes y simpatizantes de la izquierda abertzale recibieron ayer al ex secretario general de LAB Rafa Díez Usabiaga, quien reclamó, en su primera intervención pública tras salir de prisión, "unidad" y "ambición" a las fuerzas soberanistas vascas. Después de abandonar la cárcel de El Dueso, en Santoña (Cantabria), a primeras horas de la mañana, unos dos centenares de dirigentes y simpatizantes de la izquierda abertzale, entre ellos el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, recibieron a Díez Usabiaga en un acto celebrado en el barrio de Pobeña, en Muskiz, la primera localidad de Vizcaya tras cruzar el límite entre Cantabria y el País Vasco.

El ex secretario general de LAB, el único que intervino en el acto, dijo que detecta "falta de ambición" en Euskadi en relación con el proceso soberanista y ha abogado por la unidad de las fuerzas políticas independentistas para abordar una línea de actuación conjunta. En un discurso íntegramente en euskera, Díez Usabiaga denunció que el Estado está "usando a los presos" como instrumento para condicionar el proceso soberanista, y consideró necesario "quitarles esa herramienta".

Se mostró optimista en relación con el proceso independentista y expresó su convencimiento de que en Euskadi "hay fuerzas para alcanzar la soberanía". El ex secretario general de LAB señaló que durante los seis años y medio que ha permanecido en prisión ha tenido "mucho tiempo para pensar en el pasado y en el futuro", que pasa por "integrar a las fuerzas abertzales". Díez Usabiaga inició y finalizó su intervención coreando el lema en euskera "presos vascos a casa", acompañado por el público asistente. En este sentido, destacó que el "reto principal" para los próximos meses es "sacar a los presos de las cárceles".

Díez Usabiaga etró en la plaza de Pobeña, donde se celebró el acto, entre aplausos y gritos de ánimo, recorriendo un pasillo formado por simpatizantes de la izquierda abertzale que portaban ikurriñas y pancartas del sindicato LAB y de apoyo a los presos.

Mientras, la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, acusó a la izquierda abertzale de promover "la radicalización en Euskadi al presentar a condenados por terrorismo recién salidos de prisión" como "héroes" y "ejemplos para la sociedad". Asimismo, consideró "muy grave" que Sortu demande "impunidad para más de 300 etarras condenados". "Hoy ponen la alfombra roja a Rafa Díez Usabiaga como lo hacen con Antton López Ruiz, autor de 13 asesinatos, o con Josu Zabarte, asesino de 17 personas", manifestó Fernández.

La dirigente del PP vasco censuró que, después de la salida de Díez Usabiaga de la cárcel de El Dueso, el portavoz de Sortu, Arkaitz Rodríguez, haya criticado que "los miembros de ETA condenados no sean liberados".

Por otra parte, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, esperó que, tras su estancia "inmerecida" en prisión, las aportaciones de Díez Usabiaga ayuden a "recuperar el tiempo perdido". Subrayó que el ex líder de LAB es "probablemente el hombre más dialogante" de la izquierda abertzale y uno de los que "antes se dio cuenta de que había que acabar con la violencia y más hizo para que eso fuera así".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios