Zapatero pide "valentía e imaginación" ante el Congreso del PSOE

  • El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha subrayado que el 37 Congreso del PSOE debe ser "el del cambio", y ha pedido a sus compañeros de partido "valentía e imaginación" para consolidar en esa cita un proyecto político de largo alcance

Zapatero ha intervenido ante el Comité Federal socialista que convoca oficialmente ese 37 Congreso en Madrid entre los días 4 y 6 de julio, y ha insistido en que debe ser el que refuerce el cambio después de que los dos anteriores fueran, respectivamente, el de la renovación y el del triunfo electoral.

El líder del PSOE, quien no ha hecho ninguna referencia a cuestiones de actualidad como las mociones en los ayuntamientos vascos para desalojar a los concejales de ANV, sí ha dedicado buena parte de su intervención a la situación económica.

Ha admitido que la desaceleración está afectando de manera singular al empleo, aunque ha subrayado que la peor previsión de paro que se puede esperar "será siempre mejor que la mejor que tuvo el PP" en su última legislatura.

A su juicio, el 37 Congreso del partido debe servir para profundizar en las respuestas a los retos de la economía y a otros que tiene ante sí España, como la extensión de los derechos sociales, el cambio climático y el papel del país en el mundo.

Para Zapatero, la fuerza del proyecto socialista se apoya en la confianza en los españoles y, en definitiva, es "la fuerza de la propia sociedad", y el PSOE abandera la garantía al respeto de la identidad de cada cual y la cohesión de España tanto social como territorialmente.

"Gobernar España es cohesionarla, cada día más y en cada decisión", ha añadido antes de invitar a que los socialistas tomen conciencia de la importancia del próximo Congreso del partido.

Para él, el éxito de esa cita vendrá fijada por la riqueza de sus debates y el contenido de sus mandatos y propuestas.

Según Zapatero, el PSOE ha puesto los cimientos para "un proyecto político de largo alcance" y sobre ellos se construyó el último programa electoral y ahora hay que reforzar las líneas estratégicas sobre las que se está transformando España.

"Nos corresponde ganar distancia en el liderazgo de las ideas, las propuestas y las reformas para la sociedad española ante la próxima década", ha añadido el líder del PSOE antes de pedir a sus compañeros de partido que ante el Congreso del 4 al 6 de julio participen activamente y aporten "compromiso, trabajo, valentía e imaginación".

Zapatero ha insistido en que el respaldo de los 169 diputados socialistas supone "una mayoría consistente" para que el Gobierno desarrolle su proyecto político durante la legislatura, pero ha advertido de que eso no va a impedir el trabajo y el diálogo continuos para llegar a acuerdos con otros partidos.

Ha explicado que desea que esta legislatura se caracterice no sólo por el cumplimiento de los compromisos, sino por la forma en que se hace, y, por ello, ha insistido en que se empeñará en que haya "un diálogo leal y sincero" con todos los partidos, y, singularmente, con el PP ante los grandes asuntos de Estado.

Entre ellos ha citado la lucha antiterrorista, el funcionamiento normal de las instituciones "sin someterlas a bloqueos ni manipulaciones", la presidencia de la UE en 2010 y el funcionamiento de la Justicia.

El presidente del Gobierno ha aprovechado para explicar a sus compañeros socialistas que el nuevo Ejecutivo que ha formado tiene las personas y la estructura "idóneas" para llevar adelante el proyecto del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios