Los atentados de ETA han costado ya 16,5 millones en lo que va de año

  • Sólo los destrozos ocasionados el pasado jueves en la Universidad de Navarra han supuesto daños por valor de unos cuatro millones · El Consorcio de Compensación de Seguros cuantifica la lacra terrorista

Los 14 atentados cometidos por ETA en lo que va de año han causado daños valorados en 16,5 millones de euros, de los que la cuarta parte, entre 3,5 y 4, corresponden a los destrozos tras la explosión de un coche-bomba en la Universidad de Navarra el jueves, según el cálculo del Consorcio de Compensación de Seguros.

Los tres atentados exprés cometidos por la banda han sido los que más daños económicos han causado. El más grave es el perpetrado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Calahorra (La Rioja), que obligó a abrir 597 expedientes y evaluar las pérdidas en 4,75 millones. Para ejecutarlo, el comando Vizcaya robó un coche en el monte, lo cargó allí mismo con un potente explosivo y se desplazó hasta la localidad riojana. La colocación del coche-bomba por el comando Vizcaya desarticulado por la Guardia Civil en julio causó daños en muchas viviendas ajenas al cuartel debido a que ETA no pudo aparcar el vehículo muy cerca por el perímetro de seguridad que resguarda el recinto militar.

Ese mismo comando colocó otro coche-bomba junto al Club Marítimo de Guecho el 19 de mayo y los 122 expedientes que tramitó el Consorcio de Seguros arrojan un saldo de 3,75 millones en daños. Ese atentado ya está resuelto con la detención del presunto jefe de aquel comando, Arkaitz Goikoetxea, que había robado el vehículo horas antes. Aún se desconoce quién sustrajo el Peugeot 307 blanco el pasado miércoles por la noche en Zumaia para cargarlo de explosivos y hacerlo explotar a la mañana siguiente en el campus universitario navarro.

El cuarto atentado más grave en daños materiales es el cometido contra la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa. Los daños ascienden a 1,9 millones, aunque la verdadera intención de ETA era causar una matanza entre los ertzainas que acudiesen a las puertas de la comisaría, donde habían aparcado un coche-bomba.

El resto de acciones terroristas causó daños por debajo del millón. La bomba contra los Juzgados de Tolosa del 4 de octubre costó 660.000 euros procedentes de 90 expedientes; el que tuvo por objeto la sede de El Correo en Zamudio (Vizcaya) ocasionó daños por 470.000 euros, y el coche-bomba contra el Patronato Militar de Santoña, en el que falleció el brigada del Ejército Luis Conde, costó 291.000 euros.

Completa la lista el atentado contra la casa cuartel de Legutiano el 14 de mayo, en el que falleció el agente Juan Manuel Piñuel y otras cuatro personas resultaron heridas, además de generar 244.000 euros en pérdidas. El cuartel tuvo que ser demolido tras los daños sufridos, que afectaron a su estructura.

La bomba colocada en la sede del PSE en el barrio bilbaíno de La Peña el 1 de abril supuso la apertura de 118 expedientes y daños por 245.000 euros. Otro ataque a una sede socialista en Derio (Vizcaya) el 29 de febrero, ocasionó pérdidas por valor de 113.000 euros. El atentado en Zarautz del 1 de junio contra una inmobiliaria vinculada a la construcción del AVE costó 195.000 euros y las bombas del pasado agosto en Málaga y Benalmádena, 41.000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios